A Mas le pillan en un renuncio: reconoce que menos de la mitad de los catalanes quiere la independencia

"A pesar de que una mayoría de personas se muestra a favor del referéndum, he leído que ni la mitad quiere separarse de España". - "Bien, eso es verdad", responde Mas.

El presidente de la Generalitat catalana Artur Mas ha reconocido en una entrevista en la CNN que menos de la mitad de los catalanes está a favor hoy de la independencia de Cataluña aunque ha defendido que un referéndum es la forma idónea para saber cuál es la opción mayoritaria.

 

  

En una entrevista realizada el pasado jueves, día de la proclamación de Felipe VI, la periodista de CNN Christiane Amanpour le traslada su duda sobre el apoyo mayoritario de los catalanes a la independencia: "A pesar de que una mayoría de personas se muestra a favor del referéndum, he leído que ni la mitad quiere separarse de España".

  

"Bien, eso es verdad", responde Mas, a quien la entrevistadora llama en varias ocasiones Arturo. "Pero créame si le digo --continúa el presidente catalán-- que es absolutamente imposible saber qué mayoría hay en Cataluña a favor de la independencia si no hacemos el referéndum. El referéndum es necesario exactamente por esa razón: para saber cuán amplia es la mayoría a favor de la independencia en Cataluña".

 

Mas defiende que es "el momento adecuado" para celebrar esta consulta porque, según él, así lo quiere una "mayoría social y el consenso político" en esta comunidad autónoma. El jefe del Govern responde así tras ser cuestionado sobre los riesgos de redibujar las fronteras en Europa, algo que no teme Mas, que defiende que Cataluña "nace hace 1.000 años" y que en este tiempo se ha enfrentado a muchos obstáculos que se han conseguido superar "siempre".

  

En la entrevista se citan casos como el de Escocia y Ucrania, aunque Mas se muestra partidario de que el camino a la independencia de Cataluña tiene que seguir una 'hoja de ruta' parecida a la del primer país. "Nuestra manera de hacer eso", dice sobre la consulta, "será absolutamente pacífica y absolutamente democrática".

 

FELIPE VI Y LA "SOLUCIÓN"

  

Artur Mas explica que contempla dos escenarios. El primero "sería el mejor de los casos: una reacción moderada del Gobierno español para tolerar el referéndum en Cataluña". "El peor escenario sería que el Tribunal Constitucional tuviera la posibilidad de revocarlo", tras la mediación del Ejecutivo Mariano Rajoy en contra del referéndum.

  

El presidente catalán se refiere al reinado de don Felipe, con quien dice que espera hablar de una forma "más tranquila", a pesar de que reconoce que éste no tiene capacidad ejecutiva. En cualquier caso, añade: "Agradeceríamos su mediación y su ayuda. Y estoy seguro de que va a tratar de hacer algo con el fin de encontrar una solución".