A la espera de poder quemar los rastrojos

Después de muchos meses de trabajo, ASAJA ha conseguido que una de las reivindicaciones históricas de los agricultores sea una realidad y que a partir del 1 de octubre se puedan quemar los rastrojos de cereal.

 

La Junta de Castilla y León está a punto de sacar una Orden que así lo autoriza, siempre bajo determinadas condiciones y con autorización previa. De forma paralela a la autorización, la Junta pondrá en marcha un estudio de cuatro años para analizar la efectividad real de este método tradicional para controlar plagas y enfermedades del cereal.

 

Desde ASAJA se han presentado varias alegaciones al borrador de orden, preparado de forma conjunta por la Dirección General PAC dependiente de la Consejería de Agricultura y la Dirección General del Medio Natural, derivada de Medio Ambiente. El objetivo de esas alegaciones es simplificar los trámites de la autorización y sobre todo la forma en la que debe realizarse la quema sobre el terreno.

 

Entre las alegaciones de ASAJA se encuentra que el máximo de superficie a quemar por explotación sea más elevado del 25% que recoge el borrador de la orden. Además, se reclama que desde el 1 de octubre se pueda quemar cualquier día de la semana, o al menos que se autoricen quemas en sábado puesto que es un día hábil en el campo. También se ha solicitado que sea suficiente con estar presentes dos personas, en vez de tres, y que se racionalicen las condiciones de los cortafuegos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: