A la cárcel un hombre de Arenas de San Pedro por intentar matar a su pareja sentimental

Arma

La Guardia Civil recibe un aviso de que en el casco urbano de Arenas de San Pedro, un hombre estaba amenazando de muerte a su pareja sentimental, mientras portaba una arma en su mano y realizaba varios disparos dentro de su domicilio.

El 3 de junio el COC de la Guardia Civil de Ávila recibe un  aviso de que en el casco urbano de la localidad de Arenas de San Pedro, un hombre estaba amenazando de muerte a su pareja sentimental, mientras portaba un arma corta en su mano y realizaba varios disparos dentro del domicilio particular de ambos.

 

Una vez en el lugar, se percatan de que el autor de los hechos había huido con el arma, y la víctima presentaba una pequeña quemadura en un pie provocada por el rebote de un casquillo, por lo cual fue trasladada al Centro de Salud de Arenas de San Pedro y presentada ante los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, ofreciéndole los medios de protección habituales en estos casos.

 

Estando el equipo en servicio aún en el domicilio de ambos, el autor  de los hechos se personó en el mismo lugar sin el arma con la cual había efectuado los disparos, por lo que in situ la Guardia Civil procedió a su detención por un delito de violencia de género en concurso con otro de tenencia ilícita de armas, depósito de munición (incautándose 550 cartuchos). Dichas diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número 1 de Arenas de San Pedro, quien decidió su ingreso en prisión.

 

La Unidad Orgánica de Policía Judicial prosiguió con labores policiales de inspección ocular de las cuales se dedujo la comisión de los delitos imputados así como realización de las oportunas investigaciones para la localización del arma utilizada. Fruto de las mismas se localiza el arma escondida tras unos arbustos de las inmediaciones del domicilio. En el momento del hallazgo el arma se encontraba municionada con un cargador completo portando un cartucho en la recámara lo cual suponía un enorme peligro ante la posibilidad que el arma hubiera sido encontrada por terceras personas. El arma hallada se encontraba en perfecto estado de funcionamiento y está siendo analizada por el Laboratorio de Criminalística de la Comandancia.

 

Cabe destacar que la víctima (como suele ser velativamente habitual) quería eximir en todo momento al autor de los hechos, lo que supone una gran dificultad añadida para poner fin a esta lacra.