6,5 millones de pernoctaciones en hoteles de Castilla y León

Los hoteles de Castilla y León computaron a lo largo de 2013 un total de 6.553.299 pernoctaciones (un 1,28 por ciento más) con una estancia media de 1,63 días frente a los 3,41 de la media nacional, de las que 5.288.004 correspondieron a viajeros españoles y las 1.265.295 restantes fueron de viajeros extranjeros.

Según los datos de la Encuesta de Ocupación en Establecimientos Hoteleros 2013 hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), Castilla y León recibió en el citado año 4.022.566 viajeros (un 2,43 por ciento más) de los que 3.139.115 eran residentes en España y 883.451 extranjeros.

 

El mayor grado de ocupación en 2013 se produjo en Soria (1,88 días y 335.407 pernoctaciones), seguida de Salamanca (1,73 días y 1.514.039 pernoctaciones), Palencia (1,67 días y 267.217 pernoctaciones), León y Valladolid (1,63 días y 1.126.449 y 904.778 pernoctaciones en cada caso), Zamora (1,62 días y 349.496 pernoctaciones), Ávila (1,58 días y 458.223 pernoctaciones), Segovia (1,53 días y 538.014 pernoctaciones) y Burgos (1,50 días y 1.059.676 pernoctaciones).

 

En Castilla y León había 1.369 establecimientos de estas características abiertos en el pasado año con un número de plazas estimado de 59.507 y una capacidad de empleo de 6.586 trabajadores. El grado de ocupación por plazas en 2013 fue del 29,90 por ciento (53,13 por ciento en España) mientras que el grado de ocupación de plazas por fin de semana se elevó al 40,07 por ciento (58,13 por ciento en España).

 

En concreto, Castilla y León ocupó el quinto puesto por la cola en el grado de ocupación por plazas en 2013 y se aupó al puesto número séptimo como destino preferido de los españoles, con el 5,3 por ciento de la distribución de las pernoctaciones.

 

El mayor número de establecimientos abiertos de este tipo correspondió a León (290 y 11.137 plazas), seguido de Salamanca (212 y 10.938 plazas), Burgos (200 y 8.937 plazas), Valladolid (136 y 8.054 plazas), Segovia (128 y 5.413 plazas), Soria (123 y 3.808 plazas), Ávila (103 y 4.818 plazas), Zamora (95 y 3.375 plazas) y Palencia (83 y 3.027 plazas). 

 

Por otro lado, en Castilla y León los precios hoteleros bajaron un 4,3 por ciento en 2013 respecto al año anterior, frente a un descenso del 0,2 por ciento para la media española. Por su parte, la facturación media de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) en 2013 fue de 52,2 euros (72,2 euros en el resto del país), un 3,6 por ciento menos que en 2012 (1,1 por ciento más en España).

 

Mientras tanto, el ingreso por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 17,2 euros en Castilla y León (41,2 en España)  con una evolución interanual del -3,3 por ciento (3,5 por ciento más a nivel nacional).