'50 Sombras de Grey' apunta a dos versiones, la 'light' y la 'subida de tono'

La productora teme que con las escenas "subidas de tono" se resienta la taquilla y no quieren dejar de lado el público potencial de los adolescentes. 

Está claro que teniendo escenas "subiditas de tono", podría pasarle factura en la taquilla si a los fans no se les da lo que demandan. Y eso es lo que habrán pensado los productores de 50 Sombras de Grey ya que estarían barajando la opción de estrenar dos versiones diferentes de la adaptación de las novelas de E.L. James.

 

Si quieres que tu film sea un éxito tienes que arriesgar, aunque en esta ocasión los productores no quieren dejar a un público tan potencial de lado como es el de los adolescentes. Por lo tanto, los productores de la cinta que protagonizaran Dakota Johnson y Jamie Dornan no descartan estrenar dos montajes de la misma, uno con escenas de cama suavizadas que se permita ver al público adolescente, y otro para adultos sin ningún tipo de censura.

 

Una de las señas de identidad que han convertido a la novela de E.L. James en un éxito de masas son las abundantes descripciones explícitas de los pasajes sexuales que están detalladas al milímetro. Si se adapta al 100% cada palabra y se llevase fielmente a la gran pantalla, estas escenas tan explícitas restringirían el público potencial del film.

 

Universal y Focus, los responsables de trasladar las andanzas sexuales de Anastasia Steele y Christian Grey,  son conscientes de que si quieren arrasar en la taquilla, deben suavizar esos calientes pasajes de la novela. Pero aún así, no descartan ofrecer a los seguidores más maduros de las hazañas de alcoba de Christian y Anastasia una versión en la gran pantalla con todo lujo de detalles.

 

Así lo apuntó Dana Brunetti, productor de la cinta junto con Michael De Luca. Y es que, pese a que reconoce que intentarán que el montaje final consiga la calificación R (es decir, que los menores de 17 años deban asistir acompañados de un adulto), no descarta estrenar más tarde un montaje más "hardcore" con calificación NC-17 (prohibido para los menores de 17 años).

 

"Va a ser R, es obvio que tiene que ser R", afirmó Brunetti en declaraciones a Collider en relación con el montaje final de la película. Y acto seguido apunto: "Pero solo en mi opinión, y esto no significa que vaya a pasar, siempre he pensado que sería genial si lanzáramos una versión R y luego otra versión NC-17 un par de semanas más tarde".

 

¡SIN CENSURA! 

la versión R, y luego, si realmente quieres verla de nuevo y tener una versión un poco más picante tendrían también esa otra versión", apunta el productor que dice que esta estrategia estaría muy bien para el estudio ya que supone una "doble oportunidad" en taquilla.

 

"Escuchamos a los fans para saber qué es lo que quieren... y quieren algo que sea más sucio, algo que sea todo lo más parecido al libro posible. Queremos que sea un éxito, pero también darles a los fans lo que quieren", sentenció.

 

El productor también habló del azaroso proceso de casting y la elección de los protagonistas y señaló que "no importa a quien eligiéramos, ya que la gente se iba a enfadar igual". En este punto, y sabiendo que cada fan tiene en su mente una imagen de los personajes, su apuesta por dos rostros relativamente desconocidos es arriesgada, aunque tanto los productores, directores y público puedan " descubirlos juntos". "Ahí es donde estamos justo ahora con Dakota y Jamie".

 

Dirigida por Sam Taylor-Johnson (Nowhere Boy), la película de 50 sombras de Grey comenzará a rodarse el próximo mes de diciembre, concretamente el día 2 y su estreno, después de un retraso de varios meses, está previsto para el 13 de febrero 2015.