400 nuevas señales alertan a los conductores de la circulación de ciclistas por las carreteras

Castilla y León ha reforzado la seguridad en las carreteras con la instalación se señales que alertan sobre la prevención de accidentes con ciclistas implicados.

Castilla y León cuenta con una red de carreteras que supera los 32.000 kilómetros, de los que más de la tercera parte, 11.300 kilómetros, son de competencia autonómica. En los últimos diez años, uno de los objetivos prioritarios ha sido mejorar las condiciones de seguridad vial  reduciendo los tramos de concentración de accidentes y, en consecuencia, disminuir tanto el número de siniestros como el número de víctimas mortales.  

 

Los datos recogidos entre los años 2005 y 2015 muestran un descenso del 44 % en el número de accidentes y en el índice de peligrosidad de las carreteras autonómicas, pasando de 1.382 accidentes en 2005 y un índice de peligrosidad de 29,18 a 784 accidentes en 2015 y un índice ligeramente superior al 16,86.

 

 

Dentro del marco de las actuaciones previstas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en materia de seguridad vial para las carreteras de la red regional de Castilla y León tienen especial relevancia las dirigidas a la protección de los usuarios más vulnerables, entre ellos los ciclistas.

 

En los últimos diez años, se han contabilizado en la red autonómica un total de 320 accidentes en los que se han visto implicados ciclistas, con un resultado de 21 personas fallecidas y 354 heridas.

 

La Junta de Castilla y León, consciente del riesgo que supone la presencia de ciclistas en la calzada, ha instalado más de 400 señales a la entrada y salida de las poblaciones advirtiendo de su presencia y llamando a los conductores a extremar la precaución. Estos paneles llevan inscrita la leyenda ‘Atención, Carretera frecuentada por ciclistas, Circule con Precaución’ y símbolos alusivos a la obligatoriedad de mantener la distancia de seguridad de un metro y medio en el adelantamiento de las bicicletas. 

 

Con ello, además se refuerza el plan que ha puesto en marcha la Dirección General de Tráfico a nivel nacional para identificar rutas seguras para ciclistas. El proyecto consiste en anunciar mediante carteles la existencia de restricciones temporales del límite de velocidad, especialmente durante los fines de semana y festivos, en horario de 9.00 a 14.00 horas.

 

La Junta de Castilla y León se ha sensibilizado con estas campañas de seguridad con la instalación de 404 carteles preventivos en los tramos de carreteras de las provincias para identificar rutas seguras para ciclistas.