3,5 millones de euros a las cooperativas de ovino y caprino para mejorar su competitividad

Con ellas se pretenden sufragar los costes de la constitución de la agrupación, inversiones en explotaciones, entre otras cosas

El Boletín Oficial de Castilla y León publica este lunes la Orden por la que se convocan las subvenciones a las agrupaciones de productores en los sectores ovino y caprino. Como anunció hace unos días la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, esta convocatoria atenderá las solicitudes presentadas y se concederán tanto en el presente ejercicio 2012 como en el 2013. Esta línea de ayudas responde al objetivo del Gobierno regional de llevar a cabo políticas para intensificar los valores de las cooperativas, colectivo considerado prioritario para la Consejería.

La Orden que se publicará mañana tiene por objeto convocar las subvenciones destinadas a las agrupaciones de productores en los sectores de ovino y caprino para el año 2012 y 2013 en la Comunidad de Castilla y León. Bajo esta norma, las ayudas que se convocan se podrán conceder a las agrupaciones de nueva constitución y a aquellas agrupaciones que ya han sido beneficiarias en ejercicios anteriores.

El total de las ayudas que van a concederse con arreglo a la orden que se publicará asciende a 3.498.642 euros.

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha destinado 4,5 millones de euros a esta línea de ayudas en los últimos cuatro años.

Con esta cantidad se han apoyado las inversiones y se han asumido los costes de las prestaciones de servicios que realizan las agrupaciones, como por ejemplo el servicio de sustitución -tradicionalmente llamado correturnos-, destinado a mejorar la calidad de vida de los ganaderos agrupados. Además de apoyar estas partidas de las agrupaciones, con este montante, en los últimos cuatro años, se ha facilitado las inversiones realizadas por 572 explotaciones.

Beneficiarios
Podrán ser beneficiarios de las ayudas convocadas, las agrupaciones de productores en el sector ovino y caprino, constituidas con ánimo de lucro y que cumplan los requisitos establecidos en la normativa. Deberán tener su sede social en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, en la que deberá concentrarse al menos el 50% del censo de ovejas y cabras reproductoras de titularidad de los agrupados.

Las líneas de ayuda que recoge esta orden son: ayuda para sufragar los costes de la constitución de la agrupación; inversiones en explotaciones agrarias integradas en la Agrupación: edificaciones, instalaciones, maquinaria, etc; dotación de servicios de sustitución y asesoría prestada por terceros; inversiones para adaptación funcional para implantación de programas de mejora de la calidad; y todos los gastos e inversiones anteriores para agrupaciones que tengan al menos el 80% de sus explotaciones en zona desfavorecida.

Estas ayudas son solicitadas por las agrupaciones, y aunque se pueden auxiliar determinados gastos comunes asumidos por éstas, los destinatarios últimos de las ayudas convocadas son los ganaderos, pues también se les pueden auxiliar las inversiones realizadas en sus explotaciones. Las solicitudes podrán presentarse hasta el próximo 28 de noviembre.