35 detenidos y 35 kilos de droga incautados en la desarticulación de la mayor red de tráfico de cocaína de León

Imagen de la droga incautada

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado, con 35 detenciones y seis imputaciones, la mayor red de traficantes de cocaína de León tras cerca de tres años de investigaciones que han permitido la incautación de 35 kilos de esta droga y más de 100.000 euros en efectivo.

La organización desmantelada utilizaba a marineros y supuestos turistas en cruceros como 'correos' para transportar la droga desde Sudamérica y disponían, además, de varios inmuebles y vehículos en ciudades costeras españolas como Valencia, Barcelona o Málaga para la recogida y posterior transporte de la sustancia estupefaciente, han informado fuentes del Ministerio de Interior en un comunicado recogido por Europa Press.

El destino final de la droga era la capital leonesa, donde los arrestados contaban con una vivienda y un trastero transformados en sendos laboratorios con diferentes sustancias químicas y todo el material necesario para la adulteración de la cocaína. Agentes de las policías de Argentina, Italia y Portugal han colaborado en las pesquisas.

La organización estaba formada fundamentalmente por ciudadanos colombianos afincados en León y que utilizaban para sus actividades varios inmuebles de la capital e inmediaciones, así como distintos vehículos.

Su 'modus operandi', basado en una estructura perfectamente organizada, consistía en adquirir grandes cantidades de droga principalmente en Colombia, gracias a los contactos que allí tenían y trasladarla a España a bordo de embarcaciones.

Para ello utilizaban a marineros en el caso de tratarse de un buque portacontenedores o bien a tripulación o turistas si se trataba de cruceros. Los investigadores también han constatado variaciones a este 'modus operandi', como el uso de correos humanos vía aérea o el envío postal de la droga en pequeñas cantidades desde Sudamérica.

Una vez recibida la sustancia estupefaciente en ciudades costeras como Valencia, Barcelona o Málaga, era transportada hasta la capital leonesa. En esta última ciudad los detenidos se valían de una vivienda en el barrio de El Crucero y un trastero en el barrio de Eras de Renueva como laboratorios en los que procesar la droga y prepararla para su distribución final en la capital leonesa.

TESTAFERROS

La rama económica de la organización usaba a testaferros para tratar de ocultar el patrimonio proveniente del tráfico de drogas. A su vez contrataban a personas, en su mayoría de origen sudamericano, para que enviaran el dinero obtenido ilícitamente a Colombia.

Durante el transcurso de la investigación, los agentes han arrestado a 35 personas, 18 en León, ocho en Valencia, cinco en Barcelona, dos en Madrid, una en Málaga y una en Lisboa, e imputado a seis más, cinco en León y una en Valencia, todos ellos integrantes de la organización, desde su máximo responsable, hasta sus colaboradores más directos, captadores de correos humanos, marineros, supuestos turistas y distribuidores finales de la droga en las calles de León.

Los investigadores también han practicado en total nueve registros en dos barcos y en domicilios de León, Valencia capital y en el municipio valenciano de Canet de Berenguer. Tanto en estos registros como en diferentes actuaciones y detenciones, los agentes se han incautado de 35,3 kilos de cocaína, 38 gramos de marihuana, 5,5 kilos de sustancia de corte, 39.145 euros, 64.675 dólares de los Estados Unidos y nueve vehículos.

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de León y de la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia, con la colaboración de agentes de la Comisaría General de Policía Judicial, de UCRIF, UDYCO, grupos de estupefacientes, FRONTEX y Seguridad Ciudadana de León, Valencia, Málaga, Tenerife, Ibiza, Barcelona, Albacete y Madrid, así como las Policías de Portugal, Argentina e Italia.