300 personas marchan en Ávila por el empleo, contra la precaridad y la pobreza

La marcha fue promovida por los sindicatos CCOO y UGT, y rodeó la Muralla desde San Vicente hasta el Puente Adaja pasando por la calle San Segundo, el Rastro y el Atrio de San Isidro, con el apoyo de colectivos sociales como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), la Juventud Obrera Cristiana, las Familias por la Educación Pública, Abulenses sin Empleo (ASE), la Cumbre Social de Ávila, la Marea Verde y la Plataforma de Afectados por las Preferentes.

Alrededor de 300 personas han participado en la III Marcha por el empleo, contra la precariedad y la pobreza organizada  por los sindicatos de CCOO y UGT, con la participación de otros tantos movimientos sociales de la ciudad, como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), la Juventud Obrera Cristiana, las Familias por la Educación Pública, Abulenses sin Empleo (ASE), la Cumbre Social de Ávila, la Marea Verde y la Plataforma de Afectados por las Preferentes, y que concluyó junto al puente sobre el río Adaja, donde antes se encontraba la antigua Fábrica de Harinas, y donde intervinieron los secretarios provinciales de los sindicatos en Ávila y donde se proyectaron una serie de cortometrajes sobre la precariedad en el empleo juvenil y la exclusión social.

 

La tarde de reivindicaciones comenzó en el parque de San Vicente con la lectura de un manifiesto por parte de una joven abulense, llamada Esmeralda Blázquez, que tenía una empresa en la capital abulense y que por la crisis tuvo que cerrar para volver a dedicarse a los estudios con treinta años. En su intervención advirtió que “hoy aquí quiero huir de las siglas, porque aquí todos tenemos las nuestras a título personal y unas causas con el peso específico suficiente como para estar aquí” y en su lectura destacó que “la apuesta por los derechos sociales da cuenta de los valores que realmente tenemos como sociedad y sólo seremos una democracia si somos capaces de luchar contra la exclusión social y de garantizar el acceso a esos derechos a la totalidad de la población”.

 

En el manifiesto indicó que “las estrategias de austeridad conllevan serios riesgos sociales y los recortes en servicios básicos pueden ser la ruptura definitiva para los más pobres”, y a causa de esto, “la progresiva diferenciación ciudadana en el acceso a derechos básicos marcará nuestra estructura social en los próximos años”, por lo que hizo un llamamiento a todos los presentes para luchar contra esta situación.

 

Tras su intervención, la marcha echó a andar, haciendo el recorrido que llevó a los manifestantes por la calle San Segundo, el Paseo del Rastro y el Atrio de San Isidro, para terminar en las inmediaciones del Puente Adaja, donde intervinieron Óscar García por CCOO y Luis Sánchez, por UGT, al que siguió el reivindicativo cine-fórum sobre la precariedad en el empleo juvenil y la exclusión social.

 

El secretario provincial de CCOO, Óscar García, ha justificado la movilización en "los datos del paro y la exclusión social que genera, con especial efecto sobre los más jóvenes". En su opinión, “el elevado desempleo que soporta la provincia de Ávila es consecuencia de unas reformas laborales que certifican la precariedad y la temporalidad, coartando el futuro en nuestra provincia". Y concluyó señalando como el motivo fundamental de esta protesta “los efectos de la pobreza y su condena a la marginalidad de una parte cada vez más grande de nuestros vecinos, pero especialmente de los niños".