270 millones de inversión desde 1963 para el Túnel de Guadarrama que cumple 50 años

El túnel de Guadarrama fue una obra pionera en 1963, en la que trabajaron 500 personas. El segundo de los tubos, creado junto a la autopista Villalba-Adanero, fue abierto en 1972. Desde sus inicios, la compañía ha invertido un total de 270 millones en este túnel que actualmente registra un movimiento anual de 12 millones de vehículos.

 

El director general de Abertis Autopistas, Josep Lluís Giménez, señaló este martes que a pesar del descenso del tráfico en el conjunto del país el túnel experimenta un movimiento diario superior a los 32.700 vehículos, lo que supone que sigue dando servicio a un número "importante" de personas.

 

   Giménez hizo esta declaracionesen el transcurso del acto de aniversario de la puesta en marcha de esta construcción, levantada hace 50 años. El director general estuvo acompañado por el que fuera director general de Iberpistas entre 2008 y 2009, José Antonio López Casas, y el director de la Red Centro-Sur, Ignacio Arbilla. Todos ellos recibieron posteriormente a un grupo de antiguos trabajadores y miembros del Consejo de Administración, así como a representantes institucionales.

 

   En su intervención, el responsable de Abertis Autopistas resaltó la trascendencia no sólo de este túnel, sino además de los otros dos que configuran la conexión de las comunidades de Madrid y Castilla y León a través de la AP-6, puesto que aseguran la comunicación rápida entre la capital de España y el noroeste de la Península y han jugado un papel relevante en el desarrollo de provincias como Segovia y Ávila.

 

 

   Además, ha subrayado la importancia del túnel a la hora de garantizar la seguridad y la vialidad invernal. En sus orígenes, según recordó, esta infraestructura de casi tres kilómetros de longitud era la alternativa cuando las condiciones meteorológicas obligaban a cerrar el Alto del León o el puerto de Navacerrada.

 

CONSTRUCCIÓN DE MINERÍA

   Giménez explicó que en 1963 este tubo fue una obra "pionera", de las más relevantes en Europa. Creada con técnicas muy específicas, se levantó como una "típica construcción de minería". En ella trabajaron 500 personas. Finalmente, fue inaugurada el 4 de diciembre por el general Francisco Franco.

 

   Desde 2007, cuando se puso en servicio un tercer túnel con tres carriles para canalizar el denso tráfico de entrada a la capital de España, esta infraestructura actúa como refuerzo de los otros dos en los días de mayor densidad de tráfico, tanto de entrada como de salida de Madrid.

 

   El segundo de los tubos, creado junto a la autopista Villalba-Adanero, fue abierto en 1972. Su puesta en marcha permitió un uso unidireccional de cada uno de los túneles, de manera que el primero era utilizado en dirección Madrid mientras que el segundo se empleaba en dirección A Coruña.

 

   La de Guadarrama se ha convertido en la primera infraestructura viaria en España en operar un sistema de gestión único de tres túneles, planteado tanto para garantizar la seguridad de los clientes y como para mejorar la fluidez del tráfico.

 

   Desde sus inicios, la compañía ha invertido un total de 270 millones en la construcción de las tres infraestructuras con precios ajustados a valores de 2013.