25N.- El PSOE subraya que el PSC ha salvado los muebles y se prepara para su propio debate territorial

Los socialistas deberán definir su modelo federal, con el PSC apostando por uno "asimétrico" y Griñán por uno "cooperativo"
Los socialistas deberán definir su modelo federal, con el PSC apostando por uno "asimétrico" y Griñán por uno "cooperativo"

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La dirección del PSOE ha interpretado el resultado electoral en Cataluña como un castigo de los catalanes a Artur Mas y ha puesto empeño en defender que su partido 'hermano', el PSC, ha sacado un resultado "más que digno", dadas las "circunstancias".

El PSOE ha intentando evitar la imagen de una nueva derrota electoral severa para la marca socialista -habría sido la tercera en un mes-- pero eso no evitará que en los próximos meses el partido tenga que debatir sobre sí mismo, entre otras cosas sobre su modelo territorial.

Las expectativas y las encuestas eran tan malas para el PSC que en Ferraz el resultado se ha visto con cierto alivio. Sin embargo, aunque hayan vencido a las encuestas, los datos son que PSC a pesar de haber crecido la participación, ha perdido más de 50.000 votos, ocho escaños y es tercera fuerza en el 'Parlament', -aunque durante una hora acarició la idea de mantenerse como segunda no sólo en votos--. Y el PSC ya venía de un mal resultado en 2010, en las que ya 'pagó' con un 8,5 por ciento del voto y 11 escaños los errores del tripartito y los del Gobierno del PSOE.

Con todo, PSOE y PSC partían de que la campaña era muy difícil para ellos, con un candidato nuevo, una convocatoria inesperada, los dos partidos en horas bajas, y una campaña muy polarizada, centrada en el campo identitario, donde los socialistas no se mueven bien. La propuesta federalista del PSC, afirman en el PSOE, era no sólo nueva sino también difícil de explicar, por sus muchos matices, en un escenario tan polarizado.

La dirección federal -y también muchos dirigentes territoriales-- llevaban semanas esforzándose en destacar que el PSOE y el PSC son partidos distintos. Alfredo Pérez Rubalcaba participó muy poco en la campaña, con apenas dos días desplazado a Cataluña y un solo mitin electoral junto a Pere Navarro.

También ha sido limitadísima la participación de otros dirigentes federales -el presidente andaluz y del PSOE, José Antonio Griñán, participó en un mitin, y el diputado vasco Eduardo Madina en otro--, y nula la del expresidente del Gobierno Felipe González.

IMPACTO EN EL PSOE

Rubalcaba ha convocado el lunes a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE y después hará su primera valoración de los resultados y del impacto que tendrán "en el futuro de Cataluña y para las relaciones de Cataluña y el resto de España", según explicó en su comparecencia el domingo el 'número tres' Óscar López.

Al margen del detalle de los resultados, varios dirigentes consultados llevan días dando por hecho que, tras la cita electoral, comenzará el debate territorial en el seno del partido, a partir del 15 de diciembre, fecha en la que Rubalcaba ha convocado a los 'barones' socialistas a un Consejo Territorial.

En esta campaña, el PSC se ha desmarcado del PSOE defendiendo el "derecho a decidir", un concepto que no gusta en el PSOE y propugnando una reforma de la Constitución que permita celebrar una consulta independentista en Cataluña. Todo legal, pero sería un cambio de envergadura en una Carta Magna que dice que la soberanía es del conjunto de los españoles.

Los socialistas están cómodos defendiendo el federalismo, pero no el derecho a decidir. Rubalcaba defendió públicamente un modelo federal apenas unas semanas antes de las elecciones catalanas y, pasada la 'tregua' del 25N, todo el mundo en el partido quiere opinar sobre qué modelo de Estado debe defender el PSOE, empezando por el presidente del partido y presidente andaluz, José Antonio Griñán.

GRIÑÁN: SOCIALISTAS UNIDOS, GARANTES DE CONVIVENCIA

Griñán ha dejado claro que no le gusta la idea de un federalismo "asimétrico", sino que propugna uno "cooperativo" y lleva semanas diciendo que Andalucía, la mayor federación del PSOE, tendrá mucho que decir en ese debate. "Los socialistas, unidos en un mismo proyecto, podemos ser garantes del diálogo, la igualdad y la convivencia en una España plural", ha escrito esta noche en su cienta de Twitter.

Tras la derrota en vascas y gallegas, Rubalcaba se propuso acelerar la renovación ideológica del PSOE y eso incluye, entre otras cosas definir su modelo territorial en una conferencia política en la primera mitad de 2013. Aunque en la cúpula del partido hay quien cree que, con la gravedad de la crisis económica no es lo más urgente resolver el modelo territorial socialista, otros miembros de la dirección avisan de que a España le será difícil salir de la crisis sin cerrar ese asunto, que es foco de tensiones frecuentes, elemento de distracción y un asunto clave para la calidad democrática.

Y todos reconocen que no se enfrentan a un debate meramente teórico, sino que admiten que probablemente en esta legislatura habrá que encontrar una solución para un mejor encaje de Cataluña en España, y todo dependerá de cómo gestionen los partidos catalanes estos resultados electorales. López ha reconocido que el panorama en el 'Parlament' hará necesario hablar sobre el encaje catalán.

"No hay alternativa de gobierno sin CiU, es verdad. Pero no lo es menos que su campaña ha quebrado tantas cosas que hará más difícil gobernar", escribía Griñán en Twitter tras el discurso de Artur Mas. Mientras, el jefe de los socialistas valencianos, Ximo Puig, atribuía parte del ascenso de ERC a la "ayuda inestimable" de CiU y PP por polarizar la campaña.