25-N.- Mas admite que será más difícil lograr estado propio, aunque asegura que el proceso soberanista va adelante

Artur Mas, que ha sido recibido por centenares de simpatizantes que han llenado la entrada del Hotel Majestic de Barcelona al grito de "independencia", ha admitido que tras el resultado electoral de este domingo será más difícil lograr estado propio, aunque ha asegurado que el proceso soberanista va adelante.
BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

Artur Mas, que ha sido recibido por centenares de simpatizantes que han llenado la entrada del Hotel Majestic de Barcelona al grito de "independencia", ha admitido que tras el resultado electoral de este domingo será más difícil lograr estado propio, aunque ha asegurado que el proceso soberanista va adelante.

Mas, que ha salido al balcón junto a su esposa, el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol y su equipo de gobierno, ha recordado que es la cuarta vez que sale para celebrar una victoria electoral y ha manifestado que "pese a la dificultad", volverán a gobernar.

"Mas president, Catalunya independent", coreaban simpatizantes y militantes convergentes, parapetados con 'esteladas', 'senyeres' y banderas de la Unión Europea. El jefe del ejecutivo catalán les ha alentado con que el proceso catalán va adelante.

Uno de los simpatizantes ha aprovechado uno de sus silencios para gritar 'Nunca estarás solo' acompañado de aplausos posteriores, a lo que el presidente ha respondido "muchas gracias" y que ya lo sabe, pero ha admitido que será un poco más difícil lograr el estado propio, tal y como le pedía una de las pancartas.

Así, les ha alentado a continuar trabajando y a aceptar que hay otras formaciones políticas que serán "corresponsables" del proceso y también del día a día del gobierno para conseguir la máxima estabilidad.

Al finalizar su breve discurso, Mas ha abandonado el balcón con un '¡Visca Catalunya!', a lo que unos simpatizantes han respondido '!Visca!' y otros '¡Lliure!', gritos que han precedido el himno de Els Segadors que Mas ha cantado con los ciudadanos que le contemplaban desde la calle.