140.000 euros de deuda y tres trabajadoras sin cobrar: el legado de Aurelio Pérez

Aurelio Pérez (Foto: Cynthia Duarte)

La Cámara Agraria de Salamanca ha iniciado su proceso de liquidación tras no hallar presidente de la Comisión Gestora. Ahora, la Junta debe asumir el legado del ex presidente, Aurelio Pérez, que ha dejado a tres trabajadoras en la calle y sin cobrar.

140.000 euros de deuda y tres trabajadoras en el paro y sin cobrar lo que les pertenece despuñes, la Cámara Agraria ha iniciado su proceso de disolución tras no encontrar un presidente (como era lógico) para la Gestora que proponía la Junta de Castilla y León.

 

Ése es el legado del ex presidente, Aurelio Pérez, quien dimitió hace varios meses al no poder hacer frente a la situación que ya denunció Asaja Salamanca en junio de 2012, o lo que es lo mismo a la falta de presupuesto de un organismo que ya no contaba con ninguna función.

 

No en vano, Aurelio Pérez quiso convertirse en el 'salvador' de la institución y lo único que ha logrado es convertirse en el protagonista del hundimiento de un organismo que ha dejado por el camino 140.000 euros de deuda y tres trabajadoras que aún no han recibido lo que las pertenece por su despido.

 

Este 8 de febrero se inició un nuevo trámite para el proceso liquidador de la Cámara Agraria de Salamanca cuyo patrimonio irá a parar a la Junta de Castilla y León y no a los agricultores y ganaderos de la provincia como demandaba Asaja, mientras que Aurelio Pérez pretendía regalar el patrimonio al Ayuntamiento de Salamanca tras alcanzar un acuerdo con el alcalde en minoría, Fernández Mañueco, a cambio de una serie de ventajas inmobiliarias, entre otros asuntos.

 

De este modo, la Cámara Agraria de Salamanca dice adiós pero con un lastre que Aurelio Pérez le ha pasado a la Junta de Castilla y León en forma de deuda económica.