10 consejos para decir "NO" a las novatadas universitarias

El mensaje es que la novatada es una forma de maltrato, que no debe permitirse como recuerda la asociación 'No más novatadas". 

Tres universitarios acabaron hace un par de años en el hospital en Santiago de Compostela con los ojos quemados después de que les arrojaran detergente de uso industrial en la cara. Es uno de los ejemplos de novatadas 'salvajes' que se practican en algunas universidades y colegios mayores españoles con los recién llegados.

 

Usar a los 'novatos' de ceniceros en las habitaciones de los 'veteranos' que fuman, con la mano extendida para recoger la ceniza, o 'la nevera', que consiste en, una vez duchados en agua fría, pasar toda la noche, mojados, en una terraza o balcón del Colegio, son otros ejemplos que pone la asocación 'No más novatadas'.

 

Esta organización, nacida en 2011, lleva tiempo denunciando el "enorme problema que se esconde detrás de las novatadas universitarias".

 

La infografía que acompaña esta noticia recoge un decálogo de consejos para evitar este tipo de prácticas. Entre ellos, formar grupo con otros estudiantes de reciente ingreso, realizar otras actividades y plantarse en grupo.

 

 

El Pleno del Senado ha aprobado este miércoles por asentimiento una moción que insta al Gobierno a adoptar medidas contra las novatadas que cada comienzo de curso se producen en el ámbito universitario, una iniciativa del Grupo Popular pactada con el resto de formaciones que se convierte en el primer acuerdo de la Legislatura en material de Educación.

 

En concreto, el Senado insta al Gobierno a "respaldar y apoyar el Manifiesto del Consejo de Colegios Mayores de España orientado a eliminar las prácticas de las novatadas del ámbito social y universitario" así como a "defender y proteger adecuadamente a las víctimas de las novatadas y a sus familias mediante la correcta atención psicológica,informativa o incluso policial".

 

Según ha explicado el senador 'popular' Luis Aznar, que ha defendido la moción, las novatadas "han ido degenerando de tal manera que al día de hoy se puede hablar de maltrato, acoso, humillación y en la mayoría de los casos, conductas tremendamente vejatorias".

 

A pesar de ellos, este tipo de prácticas no son excepcionales ni España ni en países del entorno. El año pasado hubo un muerto en Francia y tres en Portugal por estas prácticas. "Así cada año y la sociedad lo transige", ha lamentado el senador del PP.

 

En Madrid esta semana el SAMUR ha tenido que atender a tres alumnos heridos por estas prácticas. "Tirar a una estudiante por un terraplén de cuatro metros en plena noche no es una broma. El SAMUR ha tenido que atender y en algunos casos, hospitalizar", ha destacado.