1.009 sonrisas gracias a Cruz Roja

Las oficinas del Banco Santander en la provincia de Ávila han recogido durante las últimas semanas juguetes y alimentos entre sus clientes y empleados para donarlos a Cruz Roja y así contribuir a aliviar un poco la grave situación por la que atraviesan las familias abulenses más vulnerables. A través de la campaña “Ningún niño sin juguete” 1.009 niños de la provincia de Ávila recibirán juguetes de manos de los voluntarios de Cruz Roja

Alrededor de 200 clientes de la entidad han participado hasta hoy, 28 de diciembre, en el sorteo de una cesta navideña con un carácter muy solidario. Para participar en el mismo solo había que aportar cualquier tipo de alimento no perecedero. Todos los kg/l recaudados serán distribuidos por Cruz Roja en Ávila entre las familias de la provincia más afectadas por la crisis económica en el marco de la campaña “Ahora más que nunca”.

 

Por otra parte, unos 60 trabajadores del Banco Santander han querido colaborar con la campaña de recogida de juguetes que desde principios de diciembre y hasta el 5 de enero lleva a cabo Cruz Roja para que ningún niño de la provincia se quede sin al menos un juguete la noche de Reyes, con independencia de cuál sea la situación económica por la que atraviese su familia.

 

Los juguetes donados por los trabajadores de la entidad bancaria se unirán a los que han aportado ya numerosos ciudadanos y varias empresas y, tras ser clasificados y envueltos, se repartirán entre 1.009 menores de 487 familias distintas.

 

Con respecto a la campaña del año pasado se ha registrado un fuerte incremento en el número de familias beneficiarias debido a los efectos de la crisis, pasando de 390 a 487. Por ello, más de 30 voluntarios de Cruz Roja dedican gran parte de su tiempo estos días a que todo esté listo la noche del 5 de enero y que, gracias a la solidaridad de los abulenses, la campaña sea un éxito un año más.