Saltar publicidad
Banner800x600_v10_valladolid_file
lunes, 04 de febrero de 2013 Actualizado 19:54 CET

Valladolid

compartir

Pleno: El alcalde reconoce que la parcela de la antigua Uralita debería estar vallada aunque dice que hay seguridad privada

El derribo de las naves de la empresa Uralita, que el Ayuntamiento declaró como "ruina inminente", ha sido uno de los temas más debatidos en el pleno correspondiente al mes de febrero. PSOE e IU han solicitado al Ayuntamiento que, de forma subsidiria, proceda al desmantelamiento de la fábrica, y el PP califica la situación de "compleja" porque la Junta deberá conceder un permiso especial medioambiental por el amianto contenido.

04.02.2013

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha asegurado tras el pleno municipal celebrado esta mañana que existe un vigilante de seguridad en la antigua fábrica de Uralita y que el pasado fin de semana la Policía Municipal detuvo a los propietarios de una furgoneta, sorprendidos cuando robaban hierro en el interior de las instalaciones.

 

León de la Riva asegura que la antigua fábrica, “como todas las parcelas”, debería estar vallada y en cuanto a su desmantelamiento, el regidor dice que el Ayuntamiento no actúa de oficio porque al contener residuos de amianto, nocivos para la salud, la Junta de Castilla y León debe conceder un permiso especial para el derribo. “Por lo que tardaríamos el mismo tiempo nosotros que la empresa” que es la que tiene que acometer el desmantelamiento, según señaló el alcalde, quien se comprometió a “ponerse personalmente con el tema”.

 

La polémica se ha suscitado después de que, como adelantara este periódico, la Fiscalía de Valladolid haya presentado una denuncia contra la propiedad de la antigua fábrica de Uralita, la empresa Reyal Urbus S.A., en la carretera de Madrid, por un delito medioambiental.

 

Asimismo, el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valladolid alertó del “lamentable estado de deterioro” de la factoría donde se están produciendo “robos y explosiones nocturnas, además de incendios probablemente tóxicos que provocan una enorme preocupación y riesgo para la salud de los vecinos, especialmente para los niños del cercano colegio de San Agustín”. Así lo ha manifestado el presidente del PSOE, Óscar Puente, en el transcurso de la presentación de una moción más amplia sobre “los problemas que afectan al Pinar del Jalón, Arcas Reales y Zambrana-Nuevo Hospital”, que ha sido rechazada con los votos en contra del grupo popular.

 

El encargado de defender esta postura por parte del Equipo de Gobierno fue el concejal de Seguridad y Movilidad, Manuel Sánchez, quien reconoció que la situación es “complicada”, al tiempo de recordar que en los primeros días de enero el alcalde firmó un decreto para declarar las naves como “ruina inminente”, aunque la empresa propietaria ha presentado un recurso contra la misma.

 

El portavoz del grupo de IU, Manuel Saravia, apoyó la moción presentada por los socialistas y reclamó al Ayuntamiento, al igual que Puente, que proceda al derribó de forma subsidiaria, ya que la empresa titular de la parcela se ha negado.

 

El concejal Manuel Sánchez se ha defendido diciendo que la situación es más compleja porque "no se puede meter la máquina y tirar las naves”, ya que supone un caso excepcional, y habrá que presentar un proyecto a la Junta de Castilla y León para lograr su evaluación ambiental.

Comentarios

Comentar noticia

Si lo deseas puedes dejar un comentario

C/ Atrio Santiago nº1, 2º D. 47001 Valladolid. 983 36 27 40. redaccion@tribunavalladolid.com

Visita tambien TRIBUNAsalamanca.com y TRIBUNAavila.com