Tiempos nuevos son tiempos de ilusión

Iker Casillas abandona el Real Madrid sin recibir el reconocimiento que merece. Políticos que se van porque los pactos también políticos se lo permiten sin más. Felipe González abandona Venezuela sin entrevistarse con los presos políticos de Maduro y Alonso abandona de nuevo en Canadá sin que su coche pase de 90 kms por hora ni cuesta abajo.

 

Todo es abandono.

 

Los españoles hemos abandonado al presidente Rajoy y no le va a quedar otra que hacer algo.

 

Los vallisoletanos hemos abandonado al viejo alcalde, no por edad sino por el tiempo que ha consumido en el sillón, y no le va a quedar otro cosa que volver a las aulas y explicar las posibles complicaciones del canal del Nuck o los efectos del Viagra sobre la irrigación sanguínea, si es que se acuerda de algo, que no le será muy difícil después de estar 25 años pisando las partes ginecológicas a los de la oposición.

 

ABANDONAMOS

 

Dejamos atrás tiempos duros y, ahora que parece que levantamos cabeza, cambiamos al conductor del taxi y ponemos al frente de nuestro vehículo a personajes que quizás no sepan ni por dónde se agarra el volante o por lo menos seguro que el claxon le tienen los pobres fundido.

 

Así somos de chulos los españoles.

 

Yo juego al mus con uno del Escorial que bien podría ser consejero de Economía; sin embargo, lo acabará siendo un tipo de un partido nuevo que lo más cerca de gestionar un presupuesto que ha estado ha sido cuando su señora le dijo que había que pagar la comunión del niño.

 

Juego también, aunque no de pareja porque  sabe menos, y por eso juega con el bueno,  con un arquitecto convertido en empresario de éxito, que bien podría ser ministro de Hacienda, pero no lo será, porque lo acabará siendo algún mochilero del 15M, cuyo mérito mayor habrá sido movilizar a 40 pelamanillas y montar una gresca para evitar 3 desahucios.

 

También conozco a uno de la provincia, el pueblo de las dos preciosas torres, si, si ese el de Alaejos, que su señora hace unos chorizos que para si quisiera el Presi tener en su hemiciclo, pues al menos saben a tocino.

 

En realidad, los españoles nos hemos abandonado a los partidos… y les hemos dado carta blanca para pactar como quieran, cuando quieran, contra quien quieran, defendiendo no nuestros intereses, sino los suyos propios.

 

Los españoles hemos votado el cambio y, sin encargarlo, nos van a caer mamporros por todos los lados.

 

Nos estará bien empleado, por abandonarnos.

 

Pero, ¿a qué vamos a recuperar nuestra garra?

 

¡¡¡Nuestra ilusión!!!

 

No digo podemos recuperar, porque eso ya quedó obsoleto y muy manoseado con el triunfo de la Roja en el Mundial.

 

Vamos a recuperarnos. Estoy seguro que vamos a volver a ser lo que fuimos cuando íbamos bien.

 

Que los nuevos intenten mejorar el saco y que saquen a todas las manzanas que puedan oler, que aún quedan. Pero vamos a sacarlas ya. Que nadie se lucre más de la buena fe de los ciudadanos.

 

Hemos votado y hemos dicho aquí esto y allí han dicho, en el mismo idioma tal vez, lo otro pero en todos los sitios hay gente güena, ¿verdad Paquillo?.

 

Hay una máxima en este país que debemos tener en cuenta a partir de este sábado día 13 cuando los llamados se sienten en sus sillas, (que no sean sillones por fa… no sea que alguno le guste el acomodo y no se mueva en cinco lustros…).

 

Esa máxima de LUCE, BRILLA Y DA EXPLENDOR hay que tenerla en cuenta y el que no luzca, o no brille y no tenga esplendor es muy fácil al tercer aviso al corral.

 

Nota. Los personajes que se encuentran detrás de los mensajes son pura coincidencia con la realidad.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: