Chema collado original

Vecinos y vecinas

Chema Collados
Blog de Chema Collados. Fevesa. Salamanca

Tinto de verano: Exclusión social más que pobreza

En estos tiempos que corren y más en periodo estival tiene mucho mérito que más de cien personas se reúnan para hablar de precariedad, de apoyo mutuo, de Renta Básica de las Iguales, de personas migrantes, de la cárcel y de todo lo que suena a exclusión y pobreza.

Efectivamente durante este fin de semana de Julio se ha celebrado una nueva edición de la escuela de movimientos sociales €œTinto de Verano€ auspiciada por CGT, Ecologistas en Acción y Baladre. En esta ocasión el lugar de realización ha sido nuestra ciudad y concretamente el barrio que sin duda más sufre la exclusión y el olvido: el Barrio de Buenos Aires.

Durante estas fructíferas jornadas se ha hablado de la necesidad de no conformarse con seguir viviendo dentro de este sistema consumista y capitalista en el que nos obligan a vivir y de buscar alternativas como la experiencia de Amayuelas o distintos grupos de consumo donde el producto va directamente desde el productor al consumidor, sin necesidad de intermediarios, que encarecen estos alimentos y a la vez aprietan cada vez más a los desprotegidos campesinos.

También se ha puesto sobre la mesa la necesidad de que los barrios vuelvan de nuevo a ser espacios de convivencia actuando directamente contra la exclusión de manera comunitaria, creando economía solidaria como las empresas salmantinas de inserción €œAlgo Nuevo€ y €œTodo Servicios Múltiples€ o presionando duramente contra los desalojos forzosos o los asentamientos precarios de tipo del llamado Poblado de Vistahermosa de Salamanca.

El mundo rural quizá sea el que más duramente está sufriendo el abandono y la exclusión y por eso como conclusión se ha visto necesario que nuestros pueblos vuelvan a tener vida apostando por crear productos de calidad que puedan ser competitivos a la vez que sensibles y responsables con el medio ambiente, luchando porque los pueblos sigan teniendo los servicios básicos que se merecen y aprendiendo lo que nunca deberíamos haber olvidado de la vida comunitaria y de apoyo mutuo de nuestros municipios.

Por último, se ha abierto debate sobre lo que debería ser vergĂźenza de nuestra sociedad: la existencia de cárceles, que reflejan una sociedad deshumanizada, y la propuesta alternativa de actuar con una justicia restaurativa. Sin duda, una sociedad moderna y humana se caracteriza no por abrir cárceles y hospitales sino precisamente por cerrarlos.

Pero sobretodo lo que se han vivido en estas jornadas han sido horas y horas de complicidad, de lucha y reflexión por una vida mejor que no deje fuera a los más desfavorecidos y que busque una alternativa a este mundo injusto en el que mientras los bancos y los ricos son cada vez más ricos, en países como Somalia o Etiopía mueren cada día cientos de personas a consecuencia de no tener nada para comer.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: