Chema collado original

Vecinos y vecinas

Chema Collados
Blog de Chema Collados. Fevesa. Salamanca

Ni paro ni pago

Todos los días nos inundan de cifras de parados y de crisis pero parece que nunca nos acordamos de muchos trabajadores que, a pesar de cumplir cada día con su trabajo, llevan meses sin cobrar las nóminas. Sin embargo, cada mes deben seguir pagando la hipoteca de sus casas, la letra del coche, los libros de los niños y la comida de cada día.
En nuestra provincia cada vez se conocen más casos de este tipo y cada día son más los amigos que nos cuentan que están sufriendo esta situación. Tienen que cumplir en su trabajo porque creen que es su obligación pero, a su vez, no protestan demasiado porque tienen miedo de que les echen a la calle sin derecho a paro ni indemnización.

Claro ejemplo de ello son los trabajadores del Grupo Mariano Rodríguez Sánchez, y en especial los de Jamón Salamanca, que en muchos casos llevan hasta cinco meses sin cobrar y que están dando todo lo que pueden en la calle con el apoyo de Comisiones Obreras para que se respeten sus derechos. Desde luego que no es la mejor prensa para nuestra provincia ni para nuestros jamones que, sin duda, son de gran calidad. Lejos quedan los grandes titulares de Don Mariano donde inauguraba obras públicas junto con ministros, consejeros o alcaldes y recibía premios y medallas de oro de la ciudad junto con su séquito de pelotilleros alrededor. Ahora tan sólo sale en las noticias por su falta de pago a los trabajadores y por llevarse con nocturnidad y alevosía camiones llenos de jamones para evitar que se tengan en cuenta en el inminente concurso de acreedores.

Confundidos estarán los que piensan que la lucha de estos trabajadores es algo de ellos cuando, en realidad, luchan por un derecho de todos nosotros, el derecho a recibir un salario por nuestro sudor. La injusticia es todavía mayor cuando nos damos cuenta que muchos de los responsables de esto siguen viviendo en la opulencia y se han llenado los bolsillos a base de trapicheos y malas artes o han llevado su dinero a otras empresas o a otras manos (en especial familiares) para evitar pagar a los currantes sin dejar ellos mismos su estatus.

Por ello creo que hay que decirle a los trabajadores del grupo MRS y de otras empresas que tan mal lo están pasando que no están solos, que todos los vecinos de bien de Salamanca vamos a estar a su lado y que entre todos seguro que les damos el ánimo suficiente para solucionar la situación y que quede en un mal trago que les ha tocado pasar. Ánimo compañeros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: