Chema collado original

Vecinos y vecinas

Chema Collados
Blog de Chema Collados. Fevesa. Salamanca

La democracia interna de los partidos políticos

A pesar de que ya en la ley preconstitucional de 1978 y en la actual ley de Partidos del año 2002 se indica claramente que la organización, la estructura interna y el funcionamiento de los partidos políticos deberá ajustarse a los principios democráticos, muchos son los que tanto desde el Partido Popular como desde el Partido Socialista exigen que esto se cumpla verdaderamente.

En nuestra provincia de Salamanca, varios valientes alcaldes y concejales del Partido Popular capitaneados por Herminio Velasco, alcalde de Aldeatejada, y Avelino Pérez, alcalde de Herguijuela del Campo, han pedido muy justamente que la designación de los diputados provinciales se haga escuchando a los concejales electores de los mismos y no por imposición.

Los alcaldes y concejales son los que verdaderamente tienen que sufrir el día a día de sus municipios y deberían ser los que indicaran a la Diputación lo que debe hacer para convertirse en un verdadero ayuntamiento de ayuntamientos. Sin embargo, y a pesar de que se podría pensar que alguno de los disidentes del Partido Popular pide democracia interna precisamente cuando él no ha sido uno de los elegidos, no parece muy justo que no se sean consultados ni tan siquiera para saber quienes van a ser sus representantes, convirtiéndoles en meros espectadores de algo que les afecta determinantemente.

En el Partido Socialista la situación no es distinta y son muchas las voces disconformes con la falta de participación de la militancia en las decisiones. En cuanto a los diputados provinciales, la polémica también fue bastante sonada aunque en este caso parece que el tiempo ha hecho que se olvide. Sin embargo, un nuevo capítulo de crisis interna lo ha marcado la decisión de la reciente reforma constitucional donde muchos militantes incluso de renombre se han opuesto a lo que creen que significará el fin del Estado de Bienestar y el ponerse de rodillas al capital y la economía.

En conclusión y viendo que los dos partidos mayoritarios del país tienen una clara falta de democracia interna, no sorprende cuando a los propios vecinos de este país nos impiden, por acuerdo de ambos, el decidir mediante referendum si queremos o no esta reforma constitucional. Sin ninguna duda las asociaciones de vecinos nos pondremos del lado de los vecinos, del lado de la democracia real y del lado de la cordura que no es otra que dejar que una Constitución que ha sido refrendada por todos, siga siendo refrendada del mismo modo cuando se decide una reforma.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: