Alberto orfao original

Un salmantino en Brasil

Alberto Orfao
Blog de Alberto Orfao.

Una Democracia Joven y con la Soga al Cuello

Informativamente, esta semana en la que aún estamos empezando va a dar mucho de qué hablar. Entre los medios nacionales, desde luego, pero probablemente también en el ámbito internacional. ¡Que seguimos siendo parte importante de la Unión Europea! Por supuesto, tomo como inicio de la semana el domingo, al estilo inglés, y porque me permite empezar mejor la semana. Con uno de los platos fuertes.
Y es que el domingo se celebraron las primeras elecciones tras los comicios generales de nuestro país. Unas elecciones que, además, fueron las primeras anticipadas en Asturias. Y también fueron las primeras ganadas por el Partido Popular en Andalucía. Eso sí, fue una noche bastante divertida, o al menos irónica, para quienes nos gusta la política.

Si me permiten, afirmaré que a estas alturas aún no sé quien se hizo con la victoria –o mejor dicho, con una mayor representación popular, que a veces hay que recordar a alguno (o a muchos) que la política no es un partido de fútbol-. Y es que ayer, de algún modo u otro, todos ganaron, o todos perdieron, según del lado desde el que se mire. Perdón, en realidad si hubo alguien que ganó fue Izquierda Unida que fue el único partido que aumentó sus escaños en ambas comunidades.

No vamos a entrar en las causas ni en los porqués de estos resultados pero si hay algo que destaca es que tanto PP como PSOE (y Foro en Asturias) perdieron votos. Sí señor, incluyendo Andalucía. Porque tenemos que recordar que existe en este nuestro país una ley electoral que permite eso. Parece magia. Uno pierde votos... ¡pero gana escaños!

Y entre estas cábalas una serie de acontecimientos aún más importantes se sucederán esta semana. Mariano Rajoy irá a Seúl a hablar de armas nucleares –o a hacerse la foto con Obama, como prefieran-; tenemos una huelga general en 48 horas y, en cuanto termine, un Consejo de Ministros que asusta y bastante. Este viernes se presentarán en Moncloa los Presupuestos Generales del Estado.

Porque al fin y al cabo, la política estos días viene marcada por la economía. Algunos el domingo, como Pedro J. Ramírez, hablaban de una catástrofe económica tras los resultados andaluces. No sé si será para tanto. Lo que parece claro es que estos presupuestos serán de los más austeros de la joven democracia española, y a partir de ahora vendrán ayudados de una Ley de Transparencia que más que informar a los ciudadanos pretende no pasar ni una más a las Comunidades Autónomas.

Porque de ahí vienen la mayor parte de nuestros problemas. Del malgasto de nuestras autonomías, del que pocas o ninguna se salvan. Un malgasto basado en el crédito de unos bancos que, a día de hoy, algunos todavía tratan como sus amigos, cuando no dejan de ser una empresa.

Y es que, al parecer, estos bancos no pueden caer o caerá la economía. Al menos eso piensa Europa, o Merkel, y solo una pequeña aldea –isla- parece irreductible ante ellos: Islandia. Eso sí, finalmente quienes tendremos que pagar estas malas gestiones seremos los ciudadanos.

Por ello, según una encuesta publicada ayer por La Sexta, dos tercios de la población ven razones para hacer una huelga general.

Y a pesar de todo, apenas un tercio de la población española parece estar dispuesta a acudir a las calles. Miedo, necesidad o simplemente la idea de que salir a la calle no sirve para nada. Estas son las razones que mantendrán a mucha gente en sus casas. Otros, que pretendían aprovechar y volver algo antes a sus casas para aprovechar mejor las cercanas vacaciones, probablemente se verán atrapados entre parón y parón.

Lo único que queda claro entre tanta incertidumbre es que todos deseamos fervientemente que la cosa mejore, sea como sea. Nos falta encontrar la solución al problema. Y el problema es que este tipo de soluciones nunca son a corto plazo. Pero tomar medidas al medio y al largo nunca se nos ha dado bien. Va siendo hora de ponerse las pilas y que esta democracia joven madure que es lo que realmente necesitamos todos.

Alberto Órfão
Twitter: @a_orfao

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: