Antoniocasassilueta copia original

Tras los Cristales

Antonio Casas
@casassimon

Una Constitución útil

Es necesaria una reforma de la Constitución para que los verdaderos símbolos del este país sean la libertad y la igualdad de oportunidades, muy por encima de sus himnos y banderas. Una norma que blinde servicios públicos y no símbolos nacionales, que ayude a derribar muros y tender puentes.

La Constitución cumple 35 años, si fuese una persona posiblemente viviría con sus padres, y muy probablemente cobraría menos de mil euros a pesar de tener una licenciatura, un máster y hablar tres idiomas. Además se estaría planteando muy seriamente salir de España para buscar una vida mejor, si es que no lo ha hecho ya.

 

Si hubiese probado otra suerte, quizá estaría apurado pagando una hipoteca viendo como le bajan el sueldo y su marido, o mujer, se queda en paro. Es posible que tenga un niño, o una niña, a quien mira con la pena de no poder darle una vida como la que sus padres le dieron a él o ella. Posiblemente no tenga tantas facilidades para estudiar, ni tantas oportunidades como el niño que ha tenido la suerte de nacer en una familia pudiente.

 

Mi generación, la de quienes nacimos después del 78, ha vivido en una España que se ha ido construyendo poco a poco. En una España plural, diversa, de contrastes culturales. Un país en el que cabe todo el mundo, y que gracias al esfuerzo de sus ciudadanos y la determinación de muchos de sus políticos, ha sabido dotarse de un Estado que les ha proporcionado un importante grado de bienestar y que ha procurado, cada vez más, dotar a todos y todas de las mismas oportunidades para prosperar.

 

Esto ha sido, en gran parte, gracias a la Constitución de 1978 como instrumento, no como un fin en si mismo. La Carta Magna que España votó muy mayoritariamente nos ha dotado del instrumento que la sociedad necesitaba para modernizarse, construir un espacio común y progresar hacia la felicidad de las personas.

 

Valorando lo útil de la Constitución, creo que es el momento para que una importante generación de españoles y españolas, que han crecido y se han formado en esta España, lleguen a un consenso para que ésta afronte nuevos retos, adaptándose a los nuevos tiempos, a los nuevos sentimientos, y que recoja más, si cabe, el sentir de la gran mayoría de españoles.

 

Es necesaria una reforma de la Constitución para que los verdaderos símbolos del este país sean la libertad y la igualdad de oportunidades, muy por encima de sus himnos y banderas. Una norma que blinde servicios públicos y no símbolos nacionales, que ayude a derribar muros y tender puentes.

 

Una Constitución útil es la que evoluciona, la que afronta nuevos retos, la que se adapta a los ciudadanos. Es útil si se sus reformas se dialogan, se consensúan y se votan. Una constitución es útil cuando contribuye al desarrollo de la sociedad, que no es otra cosa que el desarrollo de sus individuos en igualdad y fraternidad. Y sabemos que lo es cuando sea capaz de garantizar a ese o esa joven de 35 años que va a tener la oportunidad que merece, y que va a poder dar a sus hijos, al menos, lo mismo que sus padres le dieron a él o ella. 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: