Fernando sanchez original

Territorio Pyme

Fernando Sánchez Salinero
Empresas al borde de un ataque de nervios

Cristiano Ronaldo o el síndrome del empleado estrella desagradecido

La princesa está triste... ¿qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa - Rubén Darío -

En muchas empresas podemos encontrar la figura del empleado estrella. Eso no es malo en sí mismo, lo complicado comienza cuando se le va la pinza y comienza a ser un verdadero problema. ¿Qué podemos hacer?

Me gustaría analizar, porque creo que nos puede ser útil a todos, la figura del €œempleado estrella€, debido a la polémica que ha suscitado Cristiano Ronaldo y su mensaje de que está triste. !Qué pena! ÂżVerdad?

Como decía, en muchas empresas hay empleados estrellas. Sobre todo se ve en las redes comerciales, aunque también te los encuentras en otras áreas.

Está el vendedor de grandes números. Que muchas veces es real lo que representan, pero muchas otras veces es irreal. Es posible que se le hayan asignado las mejores cuentas, o muchos beneficios de cartera por la razón que sea. Es decir, mete muchos goles, pero es que es la persona que tira los penaltis€Ś Por lo que lo primero que hay que hacer es analizar de dónde salen los números que presenta, no siendo que estemos dando el mismo valor a un gol de jugada que a uno de penalti. La mayor parte de los vendedores estrella que me he encontrado (y ya llevo unos cuantos) suelen estar muy €œauxiliados€ por el sistema.

Es cierto que suelen conseguir resultados, y los hay humildes y colaboradores, que siempre están tirando de la empresa (estos son una auténtica joya), y los hay, los más numerosos, egoístas, que nunca comparten sus secretos del éxito con los compañeros para seguir siendo ellos la niña bonita.

Suelen ser unos egocéntricos de cuidado y demandan que continuamente se les esté diciendo lo guapos y lo listos que son, y lo mucho que venden. Estos sujetos creen que los verbos sólo se conjugan en primera persona del singular, y son Yo para esto, yo lo otro, yo lo de más allá.

Cristiano, en su deseo irrefrenable de eliminar cualquier duda de que es tonto de remate, dice que la gente no le quiere porque es guapo y rico. Quizá no se ha dado cuenta de que su compañero Casillas, es bastante guapo y será prácticamente igual de rico que él (al menos desde nuestra perspectiva €œnormal€), y le quiere todo el mundo. Lo que creo que la gente admira es cómo es posible que alguien pueda vivir careciendo por completo de cerebro. Se rumorea que la NASA quiere firmar un contrato para hacerle un tac cerebral y demostrarlo con datos ;-) De ahí debe venir la denominación de €œgalácticos€.

Y fijaos lo que os digo. Hasta ahí tiene un pase. Son insoportables, pero bueno, una empresa tampoco es la antesala del cielo, ni debemos ser todos unos santos o unos osos amorosos. Pase. Eres tonto chaval, Âżqué le vamos a hacer? Una de las obligaciones de los jefes es saber llevar a estos divos.

Lo malo viene cuando empiezan a dar por cu.. Que ahí ya no son la estrella egocéntrica, ahí son el problema de cada día.

ÂżCuándo suele ocurrir? Cuando tienen una mala racha, cuando les da un ataque de histeria de celos o cuando la competencia le calienta la cabeza.

  • Cuando al vendedor estrella tiene una mala racha, preparaos para la tormenta. Dispara contra todo lo que se mueve, contra administración, gerencia, producción, compañeros€Ś Él nunca tiene la culpa de nada. €œEs que no le damos balones€Ś€
  • Cuando llega alguien que tiene más logros que él se vuelve loco. No es posible que nadie le destrone. Comienza a dar problemas para captar la atención€ŚÂ 
  • Cuando la competencia le hace ofertas de fichajes para que se vaya con toda su cartera. Analizaré un poco más este extremo.


Por supuesto que defiendo la legitimidad de cualquier persona de mejorar su situación. Lo que ocurre es que normalmente no han entendido cuál es su situación real. En cualquier empresa recibimos un salario en tangibles, y otro en intangibles. Los tangibles están claros: dinero, coche, teléfono (lo que nos den, más o menos). Intangibles: marca, respaldo, formación profesional, apoyo a las ventas, seriedad en trato a comerciales y clientes€Ś Todo eso forma un mix, que es lo que caracteriza nuestro trabajo.

Lo curioso es que hay algunos inmaduros que aún no saben que en la vida no se puede tener todo. Es muy raro que coincidan en una empresa los mejores intangibles con los mejores tangibles. Y hay que elegir, cada uno en función de sus posibilidades y preferencias. €œEs que en Kazajistán me pagan más€. Pues veta a Kazajistán de un santa vez y ya verás la de Champions que vas a ganar, y lo que va a crecer tu imagen para luego vender calzoncillos de Calvos Kién, ÂżO eso no cuenta?

Resulta insultante cuando personas de este perfil, encima exigen que se les motive. Un tipo que gana 12 millones limpios, necesita que sus compañeros le abracen un poco más, babeen un poco más, se tatúen su cara en el brazo y pongan en su twitter que hoy se han sentado en el entrenamiento a su lado y que por eso no se han duchado, para conservar su olor€Ś Además hay que darle todos los premios a él. No se puede dar el premio a Iniesta de mejor jugador de Europa a pesar de ganar la Eurocopa, se lo tienen que dar a él. Hay que hablar con Rafa Nadal para que le vaya a pedir un autógrafo y le deje ganar el Roland Garros, porque si no, se pone triste la princesa.

La definición de la palabra equipo para estos sujetos es la siguiente: conjunto de personas que viven para que yo logre mis objetivos, para aplaudir cada una de mis acciones y para que hablen de mí en todas las entrevistas que les hagan sea cual sea la pregunta.

Este tío tendría que llegar al vestuario y decir: €œgracias por lo que hacéis por el equipo, que me permite ganar 12 millones€, y salir al estadio, dirigirse al público y decir: €œMi trabajo es motivaros a vosotros, seré yo el que con mi esfuerzo y entrega haga que olvidéis por un rato la situación que tenéis€. Y el muy tonto, lo entiende al revés. En fin€Ś

Lo que le van a dar es dos premios al más tonto de Europa, uno por serlo, y otro por si lo pierde viniendo para casa.

ÂżQué hacer con estos sujetos en una empresa?

Primero no dejar que crezca nunca mucho el ego de nadie a base de hacer la pelota a la estrella. Establecer normas justas y reconocer a cada uno sus méritos con equidad.

Si ya lo tenemos€Ś Pues, sin locuras (no nos vamos a poner a su altura), empieza el plan B. Buscar alternativas para que no nos hagan un siete en la cartera. Volcarnos con los clientes, para establecer un nexo con la empresa. Tener pensadas acciones de fidelización para el caso de que pretenda irse. A veces con tratarles correctamente y darles un poco de cariño vale, pero sin excedernos, ni ceder a sus chantajes, porque eso suele crear un gran descontento en el resto del equipo. Se crea un precedente muy malo para el resto, y se le refuerza en la creencia de que ser un capullo vale la pena.

Lo que es cierto, es que si tienes un mimado en fase de írsele la pinza, tienes un buen problema.

Hay que procurar que nadie, ya sea proveedor, cliente, empleado, jefe o parient@, nos tenga cogidos por nuestros sensibles atributos, no siendo que le dé por estrujar. ;-)

Lo mejor es no dejar que nunca se llegue a ese punto. Porque mi experiencia me dice que normalmente buena parte de culpa la tiene la empresa, que se cree que mimando a un niño consentido, va a madurar, y es justo al revés.

Un abrazo, cuidaos

Fernando Sánchez Salinero www.idpyme.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: