Fernando sanchez original

Territorio Pyme

Fernando Sánchez Salinero
Empresas al borde de un ataque de nervios

Concursos de acreedores, refugios de buitres y caraduras.

Buitre detail

“Es fácil, terriblemente fácil, hacer tambalear la confianza de un hombre en sí mismo. Aprovecharse de esta ventaja para conmover el espíritu de una persona es una labor diabólica.” George Bernard Shaw

España es un país de concursos, desde los enormes éxitos de los concursos televisivos, el un dos tres, Operación Triunfo, Gran Hermano… a los ahora más tristes concursos mercantiles de las empresas. La pena es que muchas empresas, mal asesoradas, jamás deberían concursar, porque suele suponer una situación mucho peor de la que estaban. ¿Quién gana con esto? ¿Quién se está forrando con esta práctica?

Las empresas españolas (las de buena parte de Europa también) están sufriendo un huracán para el que nadie les había preparado, es más, es probable que les hubieran preparado para lo contrario:

 

►los famosos consejos de “tu amigo el del banco” de “pide más y te compras un coche como te mereces”,

►o “tengo un chollo para ti, pero en plan confidencial”, que luego resultaba ser un muerto que no sabían cómo sacar de la oficina.

 

El caso es que por una cosa u otra (que mucha, pero que mucha responsabilidad tenemos todos) hay miles, cientos de miles de empresas, en una situación de “no aprietes más que ya no respiro”.

Y entonces ¿qué se suele hacer?

Recurrir a dos figuras muy peligrosas en estos casos:

  1. El ABB, es decir, el Asesor de Barra de Bar
  2. El AFT, el Asesor fiscal Teórico.
El es el “enterao” de nuestro círculo de relaciones que nos da consejos de trazo grueso, que lo mismo arreglan el país, que nuestra empresa, en los que muchas veces la ética no está muy presente y el camino del medio suele llevar implícito algún; “que se jodan si no cobran…” o similar.
Estos conciben los concursos como una forma de forzar la situación. Como no tengo liquidez, concurso y “obligo” a una quita del 50% a los acreedores y luego aquí no ha pasado nada.

 

El suele ser alguien sin ninguna experiencia empresarial real, salvo la de su ejercicio profesional y que ve el concurso como otro instrumento teóricamente aceptable. He de reconocer que en este colectivo también hay grandísimos profesionales, muy honrados que suelen dar consejos cargados de sensatez, pero también hay muchos jetas, que no les saques de rellenar declaraciones de IVA, y hacer TCs y luego hablan con una ligereza, o incluso una segunda intención que asustarían a Al Capone.

 

El caso es que la gente a la desesperada entra en concurso y allí aparece el juez nombrando a los administradores concursales. Que serían como el presentador de un show televisivo, que gane quien gane en el concurso, ellos siempre son los mayores favorecidos, y a por otro concurso que esto es un chollo.

Ser administrador concursal es uno de los grandes chollos de la crisis.

Gente que conocen la realidad empresarial de la misma forma que la vida en la Antigua Roma, es decir, a través de los libros, toman el mando de una empresa no en serio peligro, sino en una situación casi terminal, y se dedican a experimentar con pólvora ajena. Que es como si alguien que hubiera estudiado medicina por correspondencia se pone a operar a un enfermo terminal a corazón abierto. Pero con un agravante, cobrando como si fueran asesores de Warren Buffet o de Amancio Ortega. Auténticos chupatintas metidos a toreros, con el patrimonio ajeno por supuesto. ¡Y a forrarse que son dos días!

 

¿Alguien en su sano juicio dejaría un barco que está hundiéndose en alta mar en medio de una gran tempestad en manos de alguien que nunca navegó? Y si además le damos atribuciones para que trocee el barco y venda las partes como mejor le convenga, ¿qué ocurrirá?

 

El 90% (por ser generoso) de los administradores concursales ni han tenido, ni van a tener nunca una empresa propia, y le confiamos una en peligro en medio de esta crisis… ¿Qué se puede esperar? Hoy están en un concurso de una empresa de un sector, más delante de otro sector…

Hay encarnizadas puñaladas para caer en según qué empresas para hacer y deshacer, para mal vender lo que aún tenga un valor, para alargar las cosas innecesariamente y para pasar minutas con las que nunca habían soñado.

 

Hay despachos especializados en Concursos que no saben qué hacer con el dinero que están ganando.

Igual que los que venden sacos para recoger víctimas de una guerra se ven favorecidos por los desastres, estos sujetos se forran cuando otros agonizan. Hay casos de juzgado de guardia. Pero como España está como está, éstos son otros de los grandes favorecidos por el naufragio.

Muchas de las empresas que concursan no deberían concursar, bien porque tendrían que ir a una disolución ordenada que preservara más el patrimonio final, bien porque tenían arreglo sin convertirse en alimento de los aprovechados.

 


 

Desgraciadamente la mejor solución para algunas empresas sería una liquidación ordenada, produciendo el menor quebranto en la hacienda propia y en la de los acreedores. En otras ocasiones la salvación será cuestión de adoptar medidas valientes, seguir al timón, pero dar un cambio de rumbo. Cualquier cosa mejor que dejar que unos picapleitos sin experiencia desbaraten lo que muchas veces ha costado años construir.

El 80 % de las empresas que desaparecen, tendrían solución.

Mi experiencia me dice que el 80 % de las empresas que veo desaparecer tendrían solución, simplemente cambiando de mentalidad y enfrentando la realidad sin autoengaños, pero una y otra vez me encuentro que la gente acepta de mejor gana la situación de concurso, que la de cambiar de mentalidad.

 

A medida que vayamos adquiriendo más experiencia en estos temas creo que se frivolizará menos con la posibilidad de concursar, y de seguir alimentando (y muy bien) a mucha gente que ha decidido vivir a costa de la desgracia ajena.

 

Espero que este post ayude a reflexionar a los que se encuentren en una situación complicada.

 

Cuidaos

Fernando Sánchez Salinero www.idpyme.com

Libro "NO ES UNA CRISIS. Es un cambio estructural" http://idpyme.com/libros.html#crisis

Twitter @superpyme007

 

Comentarios

Marco 24/06/2013 12:27 #26
Interesante artículo sobre créditos impagados y la gran culpa de los bancos: http://www.economouse.com/burbuja-inmobiliaria/como-ponerle-freno-a-los-caza-ninjas/
vergüenza 23/05/2013 09:25 #25
Podría contestar a todos y cada uno. Pero voy a centrarme en unos pocos. Con Paco corroboro LA LEY NO ES JUSTA, SOLO PROTEGE A LOS DELINCUENTES. Con la víctima del concurso corroborro: no solo no va a pasarle nada al deudor, sino que incluso seguirá trabajando con el mismo nombre, e incluso tendrá poca vergüenza para pedir nuevos presupuestos a quien ha dejado sin poder comer ni migajas de pan. A Vicente le contestaré, que si que todos somos responsables aunque sea por callar y aguantar lo que nos echen. En cuanto a cualquiera de los administradores concursales: "no perdéis ni en pintura". Efectivamente la Ley puede estar mal hecha, pero sobre todo si nos limitamos a lo cómodo. Desde hace varios años soy víctima de los concursos, y os aseguro que en ninguno de ellos se ha cumplido la ley, ni la anterior ni la actual. Conocía perfectamente la anterior y ¿cuando os habéis molestado en avisar de una reunión para la quita?. Dciha norma no debe existir, ya que en solo uno, el aviso no vino de los administradores sino del propio deudor, interesado en la misma, aunque de nada sirvió. De verdad, no puedo entender como si no existe patrimonio para realizar tal quita, se puede al cabo de ocho años ofrecer un 0,5 % de la deuda a cambio de que le regales todo lo demás. Cuando ya todo consiste en morirse de hambre un poco antes
Maria 01/05/2013 17:35 #24
Mi contructor esta en ley concursal,yo le debo una factura y el administrador de la ley concursal quiere que le pagué la factura en mano,incluso me amenaza sino lo hago
paco 19/02/2013 21:07 #23
tus abogados, no te piden nada para meterte en el concurso, todos son buenas palabras y grandes soluciones a lo irresuble, al poco ya te empizan a pedir lo que no tienes y al final ya no te atienden. Los grandes daños colaterales que se producen por el concurso los debes soportar tu solito y si no, pides un abogado de oficio que no te dan.
paco 10/02/2013 12:07 #22
Yo entendí que lo que me debían mis clientes lo podría cobrar gracias a la presión de la justicia que autoriza mi concurso. ¡o! sorpresa, no se puede cobrar nada y yo ni pago lo que debo a mis amigos proveedores, los bancos me perseguirán a titulo personal por deuda de la empresa, toda la vida cuando en realidad yo podría haber resuelto en gran parte todas estas incidencias. Aquí nadie de los que te aconsejan te informan de nada. LA LEY NO ES JUSTA. La impotencia nos embarga y al final no podemos ni descansar. Ser emprendedor, trabajador, responsable, cumplidor y pagar por lo que no sabes, es un despropósito y sin duda un riesgo para la sociedad. Cuando se va a crear un base de datos para conocer a las empresas que sistemáticamente no pagan los trabajos que solicitan. Así seríamos menos los que como empresarios podríamos estar en el mercado pero el que estuviera sería con seguridad. Dicen que un contrato no se termina hasta que no se cobra hasta el último euro que se factura por la ejecución del mismo. Millones de estos están inconclusos. Alguien algún día le pondrá el cascabel al gato. Me gustaría vivir para verlo.
S.D 08/02/2013 11:08 #21
Tantas cabezas pensantes que pagamos y no se les ocurre defender al más débil, espero que alguien lea estas palabras y haga algo al respecto. En mi caso en el sector de la construcción después de realizar diversas obras para constructores “fantasma” que acaban en los concursos de acreedores con una facilidad que asusta. Llego a la conclusión de que nosotros los pequeñitos “Pimes y autónomos” de los que se valen las grandes empresas para realizar en muchos casos obras del estado y privadas. Se permiten el lujo de quebrar su empresa y no pagar a nadie escondiendo en muchos casos los bienes que poseen. Estamos totalmente indefensos y nadie se preocupa por nosotros, simplemente servimos para pagar, no te olvides de estar al día si quieres entrar en el concurso de acreedores tanto con tus proveedores como con la administración. Y seguramente seas de los que no cobres nunca. Vamos a trabajar con el miedo del “concurso de acreedores”, esto es una vergüenza, no me estraña que cada día mas y mas empresas cierren, sobre todo pequeñas empresas familiares que se ven envueltas en estos procesos y no tienen liquidez para soportar por mucho tiempo el que no les paguen. Cabezas pensantes de este país legislen al respecto. Se lo pedimos todos las Pimes y autónomos de este país que se ven envueltas en estos procesos y que no tienen nada que ver con la empresa que los contrata. O a caso cuando te contratan para realizar un trabajo te entregan algún tipo de documento que acredite que te van a pagar y en que estado están sus cuentas. NO eso NO, es más fácil firmar un super-contrato que te obliga de manera permanente a hacer todo lo que ellos pidan, si quieres cobrar. No olvides el estar al corriente de todos los pagos, no olvides los requisitos de seguridad y salud, no olvides el 5% de retención, no olvides el 20% que te quitan en caso de no terminar a tiempo. Etc. No olvides que a lo mejor no cobras. Tan difícil es pedir a estas grandes empresas que tengan un aval sobre la obra a realizar que nos garantice el cobro en caso de quiebra de su empresa. Solo pedimos un derecho de cualquier trabajador, cobrar por el trabajo realizado.
Javi 08/02/2013 10:51 #20
Yo a veces compro lotes a algún administrador, y la verdad es que van bastante perdidos, no tienen ni idea de lo que venden.... antes con los subasteros por lo menos sabías que el dinero que untavas iva destinado a putas y coches, pero estos abogaditos no se fían ni de su sombra y lo entierran bajo tierra... así el dinero no circula...
ana 07/02/2013 11:01 #19
He visto varios concursos que me han pillado de cerca, el primero en la empresa en la que trabajaba y después como representante de algún acreedor. La retribucion de los administradores es inadmisible y además van delante de cualquier otro credito, aunquen lo tengas reconocido por sentencia firme, te lo califican de ordinario y nada sin un duro mientras ello cobran barbaridades que no están justificadas para el trabajo que hacen en la mayoria de los casos de liquidaciones encubiertas. ES UN FRAUDE COMO UN PIANO.
VICTIMA DEL CONCURSO 07/02/2013 09:49 #18
Mi empresa esta afectada por 4 concursos de los cuales no voy a cobrar nada y a mis clientes (grandes empresas por supuesto) no va a pasarle nada, porque la ley les protege. Nosotros, sin embargo, pedimos prestamos, atendimos nuestros pagos y estamos soportando una crisis que puede acabar con nuestra empresa. Añadiendo también que todas las deudas (que son muchas) de mis clientes, pasan a ser pérdidas en mi empresa, por lo cúal, el banco no quiere ni que me acerque por la puerta, ya que tiene todas nuestras propiedades avalando los préstamos. No tenemos ayudas, porque no existen , todo es mentira. LOS CONCURSOS SON SOLUCIONES PARA EMPRESAS CON GRANDES BUFFETES DE ABOGADOS, QUE QUITAN TODO LO QUE PUEDEN DEL MEDIO, ANTES DE CELEBRARLO.
carlos pepe 06/02/2013 16:03 #17
Los 3 administradores concursales de la empresa JALE ( incluyendo INCOSOL) pasaron una minuta de 4,3 millones de Euros el primer año. SI, tengo papeles para probarlo. no es una broma. La jueza se lo hizo rebajar.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: