Pau t original

T de estilo. Miss P.

Miss P.
Blog de Miss. P

Hombres como los de antes

Ya no quedan. O son pocos y están muy repartidos. Hace poco alguien me dio la idea de hacer un post sobre ellos, sobre los que ya no quedan. Porque mira que se supone que es sencillo vestirse si eres hombre, ya que la oferta es infinitamente menor que la de las mujeres. Pues parece que algunos están intentando convertirse en una €˜rara avis€™ a medio camino entre el esperpento y el horror absoluto. Aquí va una guía para el hombre perdido en un mar de estilos.

Consejo number one: nunca intentes improvisar con los colores o las mezclas. Eres genéticamente limitado para combinar cosas fuera de lo normal. Cuanto antes lo asumas, antes te convertirás en ese galán que sueñas ser. Fuera pues estampados más grandes de un piñón, fuera colores difíciles de combinar, y fuera absoluto a creer que si Beckham puede tú también conseguirás poner lo feo de moda.

Consejo dos:
las prendas cortas se las dejas a esos pequeños hombres por hacer que tienen 2 o 3 años, es decir, que ni pantalones cortos por encima de la rodilla ni camisetas o camisas sin mangas. Que las ídem de la americana no te queden a la altura del codo y muy importante, que no se vean los calcetines. Y por supuesto esas prendas que te pones en los pies, que sean de colores oscuros y sin estampados. Madre mía, es que algunos parece que llevan Disneylandia en los calcetines.

Consejo tres: Si eres muy moderno, igual te permites la licencia de caer en la horrible tendencia de pantalones pitillo. Mal. Por muy moderno que seas, no te confundas: lo actual puede ser igual de feo que lo pasado de moda. Es decir, que los pitillos mejor en la cajetilla de tabaco. Tampoco pases al campaneo, los Manolos hace tiempo que dejaron de ser lo más. Lo perfecto es ir con un pantalón recto que tape pelín el zapato. Lo de que lleve raya o no, lo dejo a la libre elección. Que no todo van a ser normas.

Mis recomendaciones para un hombre con estilo son muy sencillas de seguir: un gentleman va con pantalones de colores neutros (véase negro, blanco, gris, marrón, crudo) y camisas de colores pastel o estampados y cuadros minimalistas. Una americana para llevar con camisa y vaqueros, polos de colores y sobre todo, complementos de calidad. Corbatas discretas (Carrascal ya no está en la tele), cinturón negro o chocolate y zapatos cuya punta no supere el largo del puente romano ni brille más que la piedra de Villamayor.

Y creo que con eso, os dejo ya lo básico a tener en cuenta para que no os creáis que Marichalar va bien vestido, por mucho muchísimo que se empeñe el 'Hola'.

Besos
Miss P.


Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: