Pau t original

T de estilo. Miss P.

Miss P.
Blog de Miss. P

Como ir 6 días con la misma prenda€Ś y no parecer loca

Ni sucia, claro. Porque así de entrada suena de pena, lo sé. Pero en moda, como en todo, hablamos en términos relativos, y no€™ alpiedelaletrivos€™. Vamos, que sí, que vendo humo en los títulos de los post para que entréis a leer, porque realmente de lo que traigo es una oda a la camisa blanca, esa prenda que puedes ponerte todos los días de la semana y aún así nadie crea que no te cambias de ropa. ÂżNo lo crees? Sigue el humo y entérate de cómo se hace.

Por suerte existen prendas fósil (así me gusta llamarlas así, por muchos años que pasen, ahí siguen), que colgadas de las perchas de los armarios, casi siempre abandonadas a su suerte en pro de otras más de tendencia, sobreviven a todas las limpias de las temporadas. La camisa blanca es una de mis prendas preferidas para ponerme todo el año, por eso es importante comprar una (bueno, dos, que somos caprichosas), pero que sea buena. Nada de algodones que se arrugan, nada de ajustarse a la tendencia del momento, nada de lo que no sea una sencilla camisa de popelín, algodón bueno o seda sin más ni más que cuerpo, cuello y mangas. Y unos botones, que no está la cosa para ir exhibiendo cuerpazos.

Seis propuestas para una semana blanca:

1. Suma a esta prenda fósil una de tendencia, como un chaleco de pelo sintético. No se puede ser más trendy. ÂżQué tienes frío en los brazos? Pues tiritas, que también está de moda.

2. Venga, algo nuevo: con vaqueros. No me he vuelto loca, claro que no es nada nuevo, pero es que existen mil versiones para que no parezcas sosa. Con camiseta lencera debajo, un cinturón llamativo€Ś. Arriesga un poco, que no se diga.

3. Con un lazo negro de mercería la conviertes en una prenda de absoluta tendencia, lo atas al cuello, flojo, lo combinas con unos pantalones negros. Ideal. Eso sí, no te enlaces cual regalo, reserva para Navidad.

4. Con pantalones de vestir jaspeados y el mismo lazo de antes pero no lo ates, lo dejas así, colgandero, te pones un bolso de color fuerte y te lo crees. Te lo crees mucho. Que eso hace el 50% de tu éxito.

5. Con un vaquero y americana y un top debajo que se vea un poco. Innova sacando uno de los lados de delante de la camisa por fuera del pantalón. Es el último grito en tendencias, obvia que tu madre te va a decir 20 veces que te arregles la camisa que vas hecha un fistro.

6.
Todas llevamos una secretaria dentro, así que no dudes en combinar tu prenda fósil con una falda negra clásica y un collarcito mono. Eso sí, por dios, las botas las dejas para meter el vino y te pasas al botín, que te hace más estupenda la vida y la pierna.

Aquí lo véis:

Y vosotras, cómo os ponéis la camisa blanca. Y no me vale que llenita de lamparones, que os veo venir.

Feliz semana, besos,
Miss P.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: