Pau t original

T de estilo. Miss P.

Miss P.
Blog de Miss. P

3 días para el día Tex, Inditex

Nunca una cuenta atrás se hizo tan larga y a la vez tan terrorífica (miedo al arruine). El próximo 6 de septiembre (es decir ya mismo) se inauguran las tiendas online que faltan de Inditex. Véase: Oysho, Bershka, Stradivarius, Pull&Bear, Massimo Dutti y UterqĂźe. A los que no os haya dado ya un colapso nervioso tras esta lectura, bien atentos, que os cuento los secretos de este shopping.

Para los expertos en compra online, no habrá misterio alguno en esta nueva aventura de gastar y gastar a golpe de número de cuenta, pin secreto y código de seguridad. Para los que aún no han comprado nada en las webs de Zara y Zara home, ahora ya no podéis pensarlo más, no puede ser más sencillo. Quizá ese es el problema, que es demasiado fácil. Y de golpe y porrazo también te quitas tener que aguantar a las dependientas/topmodels que trabajan en esos lugares de culto que son las Inditiendas.

 



Primero de todo, te das un buen paseo por las secciones, las prendas, los complementos€Ś luego eliges, y a la cesta. Las tallas no son un problema, o son el mismo problema de siempre, pero vamos, si ya has comprado algo de esas marcas, pues tampoco es complicado salvo que varíes más de talla que Terelu Campos.

Una vez tengas claro qué comprar (en algún momento verás el montante total de tu compra y borrarás hasta dejar tu cesta bien ajustadita de precio) toca pagar. Puedes elegir entre recogerlo en una tienda (gastos de envío por la patilla) o que te lo manden a casa rápido o megarrápido. La velocidad, obviously, la pagas€Ś no llega a 8 euros. Te piden número de tarjeta, pines, códigos y poco más que tu currículo, muy pesado sí, pero es por seguridad. !Ojo! Mi experiencia y varias llamadas a Atención al Cliente me hacen digna de advertir que no se os ocurra corregir sobre la marcha ni el número de cuenta, ni el código de seguridad, si lo haces, se bloquea tu cuenta y no puedes comprar hasta pasadas 48 horas. Creedme, me ha pasado. Aún tengo pesadillas.

Ya está pagado. Llega la terrible espera de esos mensajes que te mandan al email y al móvil: su pedido XXX está en proceso de preparación. Luego: su pedido XXX ha salido del almacén. Y mi preferido: su pedido XXX ya está en la tienda (yo es que soy muy tacaña para los gastos de envío, I€™m sorry). Pues allá que te vas, con tu mensajito aún caliente y no tienes más que coger a la primera dependienta que pilles y decirle la contraseña supersecreta: €œtengo un pedido online€. No hubo nunca cosa más rápida, te pide tu nombre, se va al almacén y sale de allí con una cajita en una bolsa. Pero no la suelta hasta que te identifica y firmas la recepción. Te da la caja, la coges y sales de la tienda. Yo me pongo tan loca que incluso abro la bolsa, la caja y el papel vegetal en la calle. Soy agoniosa. Y eso que da pena, no sabéis cómo viene envuelto. Ni un Chanel se embala así.

 



Qué felicidad. Lo malo es que no hay medida. O yo no la tengo. Si entras, compras, así que mejor ni teclear. Pero ahora va a haber muchas, demasiadas tentaciones. El día Tex, de Inditex llega ya, y Miss P. ya tiene €™Suss P€™: Suss pedidos online preparados. ÂżY vosotr@s?

 

Besos,
Miss P.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: