Andres miguel silueta original

SpeaKers Corner

Andrés Miguel

El Camino alemán

Merkel detail

Hace un par de semanas, Rajoy y la Merkel caminaron unos 6 kms. del Camino de Santiago, ellos solos, sin más compañía que la de sus traductoras... bueno... y 9 cámaras de televisión, 15 fotógrafos, 10 periodistas alemanes, 7 españoles, 6 guardaespaldas y un par de asistentes con el botijo... todos ellos andando por las cunetas pa´no salir en la foto, pisando el verde, las flores, los grelos de la abuela Xexusa y tó lo que se pusiera por delante con tal de sacar las mejores instantáneas del paseíllo. ¡Tiene guasa!

 

 

http://www.tribunavalladolid.com/noticias/rajoy-y-angela-merkel-culminan-en-menos-de-una-hora-los-seis-kilometros-del-camino-de-santiago/1408901897

 

Conste que no digo yo que le hayan venido mal a la economía galega esas impactantes imágenes de Rajoy en vaqueros y camisa de marca, junto a la que manda en el pueblo (a Europa, me refiero), pegándose semejante caminata, ¡venga a saludar a los peregrinos y a las vecinas de las aldeas que salían corriendo de sus casas a ver el desfile, como hacen cuando llega el pescatero en la furgoneta pegando bocinazos!

 

A buen seguro, más pronto que tarde, los caminos se inundarán de alemanes dejando en las tascas sus eurillos, si es que cabe alguno más, porque yo he andado ese Camino algunas veces y hay en él más schwenstaigers que níscalos en el pinar de mi pueblo.

 

Tampoco digo que le haya pintado mal a la “marca España” que la Merkel se haya atrevido a andar por esos caminos de Dios sin miedo a que le asaltase El Tempranillo y le levantase las llaves del Volkswagen. Todo vale si es por demostrarle al mundo que somos un país seguro pa´l turista.

 

En fin, que no digo yo que haya sido mala cosa el paseíto, al contrario, sólo por ver la cantidad de políticos que tuvieron que trabajar ese domingo ya merece la pena el gasto. ¡Bueno, trabajar... quien dice trabajar dice tener la desagradabilísima tarea de ponerse la corbata chachi o la faldita mona, llamar al chófer y que éste te acerque lo más que pueda a una sombrita en la Plaza del Obradoiro pa´recibir a estos dos fenómenos del senderismo, acompañarles a ver la Catedral y luego no dejarles comer solos en el mejor restaurante de Santiago! ¡Qué mala vida, pobrecillos!

 

Pero aunque te lo parezca, no es de políticos de lo que quería hablarte hoy, que ya llegará, sino de los alemanes...

 

Ya sé que hay que encontrarle acomodo a De Guindos (que es lo que creo se está barajando con toda esta pantomima) y que “quien a buen árbol se arrima buena sombra le cobija”, pero no perdamos la cabeza. Por muy influyentes que sean y mucha pasta “made in Germany” que tengan, no los pondría yo a éstos como ejemplo de todo, ni mucho menos.

 

Precisamente en el Camino no siempre se comportan como alguien civilizado debería hacerlo, aunque me temo que en eso no haya diferencia entre nacionalidades. Incluso, en ocasiones, te llevas la sensación de que nos toman por un pueblo inferior. Recuerdo el cabreo de Miguel, propietario del albergue O´Abrigadorio, en San Xiao do Camiño, batallando con unos cuantos rumeniges; uno de ellos, con un moreno ibicenco que daba repelús, hablaba español con bastante fluidez, era un poco “chulito piscinas” y le gustaba pedir más vino y más de todo siempre, claro, que Miguel lo incluyera en el precio del menú, cosa que éste no tenía pensado hacer. “¡De ningún modo!” – me dijo. ¡La cena costaba sólo 9€! ¡Por ese precio, en Alemania, no te dan ni los guten morgen! No contentos con tocarle el bolo al probe Miguel, me pidieron después que les hiciera una foto de grupo y acabé haciendo 7 fotos para 6 alemanes... ¿Es que no hay allí correo electrónico?

 

Una noche, en una de esas habitaciones privadas para especialitos que tienen algunos albergues, unas maleducadas merkelinas estuvieron de animada charla hasta las cuatro de la mañana, influidas quizás por la botella y media de morapio que les vi trincarse mientras cenaban. ¡Me cago en el Bayern de Monchesglasbag o como coño se diga! Mi litera quedaba justamente debajo de la puñetera habitación y no pegué ojo en toda la noche.

 

Días después, en otro albergue, un alemán se quejaba, mal encarado, de lo tardío de la cena. ¡Las 20:00 horas! ¡Dios mío! Por tocarle las pelotas le dije en inglés que eso de cenar a las ocho era una deferencia que teníamos con los guiris como él, pues en este país no se cena a las ocho ni en los conventos. Las ocho de la tarde es una hora estupenda para meterse unas cañas y unos pinchos ¡antes de cenar! ¿Pues a qué hora celebran éstos el Oktoberfest ése, a las 9 de la mañana?

 

Ahora bien, no creas que los tengo atravesados... del todo... ni mucho menos, guardo una gran admiración por una de sus tradiciones... ¡beber cerveza!

 

¡Qué gran invento la cerveza! ¡La mejor bebida isotónica jamás inventada! Ya me fastidia reconocerlo, pero... ¿Qué beben los alemanes? ¡Cerveza! ¿Y quién manda en Europa? ¡Los alemanes! ¡Por algo será! ¿No? Porque, vamos a ver... ¿Qué sabemos de Alemania? Que allí pintan mucho la Merkel y Pep Guardiola, y que beben cerveza como descosidos... Dicho lo cual... ¡tomemos ejemplo si queremos ser europeos de primera división! ¡Todo quisqui a beber cerveza! ¿Qué vamos a beber si no, Coca-Cola, que es una cosa que sirve pa´aflojar tornillos? ¿Vino de Burdeos, que es un color? ¡A ver qué hacemos, que se empieza bebiendo Coca-Cola y se acaba aliñando la ensalada con 3 en 1! Yo, si me veo obligado paso por lo del vino, que me lo agradecerán Don Simón y los de Rueda, pero la verdad de la buena es que como una cervecita no lo hay.

 

Imagino que Rajoy invitó a la rubia a unos ribeiritos y unas raciones de pulpo a feira, de modo que las cosas van a ir mucho mejor para los españoles a partir de ahora, dónde va, pero tengo por seguro que si le hubiese pagado a la andarina dos o tres botellines de una rica Estrella Galicia bien fresquita, si llega a pedírselo, la Merkel invade ella sola Gibraltar y nos lo devuelve... que ya va siendo hora. Guten tag!

Comentarios

Ernesto Soto 12/09/2014 09:14 #1
Eres grande Andres!!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: