Raulgasco original

Sobre Ruedas

Raúl Gasco Casaos
Toda la actualidad del mundo del motor, semana tras semana en "Sobre Ruedas". Lanzamientos, salones, actualidad, pruebas de conduccion, toda la actualidad del Planeta Motor, de la mano de Raúl Gasco

El Elixir de la Eterna Juventud

Tiempo detail

Ya hablé de iconos  en el mundo de la automoción que perdurarán durante años. Algunos por lo revolucionario de su tecnología, su concepto,  o su belleza estética. Otros por todo junto o por nada de ello, solo que simplemente cayeron en gracia al  gran público y fueron líderes en ventas por méritos propios o porque no había otra cosa que comprar. Pero unos pocos elegidos disfrutaron además  de un elixir de eterna juventud que los mantuvo en producción durante décadas con volúmenes económicamente viables. Veamos algunos de estos records.

No hablo de que el  Porsche 911 cumpla 50 años en 2013,( ya hablaré de ello) porque  aunque se ha mantenido el concepto original de tracción trasera y con el motor colocado por detrás del eje trasero,  el 911 ha sufrido una evolución estructural, de seguridad, equipamiento y diseño espectaculares. Hablo de coches que  durante años apenas sufrieron  cambios que fueran más allá de la paleta de colores, unos faros o pilotos mas grandes , algo más de espuma en los asientos, o un vinilo adhesivo para tapar chapa en el salpicadero. Probablemente dedicaré entregas monográficos de alguno de ellos.


 El Volkswagen Escarabajo, (1938-2004)  Ferdinand  Porsche recibió el encargo de Hitler de motorizar Alemania. El dictador le pidió un vehículo que permitiera llevar a dos adultos y  tres niños con su equipaje a 100 km/h por las Autobahn del país y que no costara más de 900 marcos de la época. Con un concepto mecánicamente básico pero robusto, el escarabajo se realizó en factorías  de todos los continentes perdurando su producción hasta bien cruzado el umbral del siglo XXI   en México. Tan solo  fue interrumpido por la II Guerra Mundial. Veintiún millones de escarabajos salieron a rodar por el mundo.


El  2CV  (1948 - 1990) se diseñó bajo una serie de premisas entre las que destacaban que fuera un modelo muy barato de producir adquirir y mantener. Como  curiosidad debía permitir  a un granjero de la época transportar huevos por los caminos sin que éstos se rompieran. Con un planteamiento revolucionario respecto a lo dominante en la época, su simplicidad mecánica, con el motor, la tracción y la dirección delante, le hizo mantenerse  en producción durante cuarenta y dos años hasta que cesó su producción en Mangualde, Portugal, tras màs de cuatro millones de unidades.  Su chasis sirvió a la marca para  crear modelos posteriores, (Dyane, Mehari, Dynam, Ami) a los que enterró comercialmente.


El mini (1959-2000), llegó por la necesidad de sustituir el  vetusto Morris Minor. El encargo era que el coche entrase en una caja de 10X4X4 pies, que al cambio  salen unos 3m de largo por 1,20 m. de ancho y alto. De esos 10 pies, al menos 6 debía ocuparlos los pasajeros. Se ideó como vehículo de precio popular, pero fue en las clases sociales más altas donde logró su mayor éxito. Tras varias  denominaciones comerciales, sucedidas por la aparición y desaparición  de diferentes marcas  del grupo BMC que era quien lo fabricó, Rover consiguió patentar, su nombre como marca propia.


 

El Renault 4 (1961,1992) surgió en Francia para competir con el arrollador éxito del 2CV. De extrema robustez, algo menos bailón de suspensiones, y con unas prestaciones y capacidad interior superiores, el  4 latas, como se llegó a apodar, mantuvo el tipo en el mercado  durante tres décadas, y con un concepto innovador que aún perdura en la actualidad: La quinta puerta o portón posterior  del maletero con apertura completa, incluida la luna. Fue durante años el coche de los puestos rurales de la gendarmería francesa, la Guardia Civil española y la Guardia Nacional Republicana de Portugal.  Dicen las malas lenguas que la exigencia del catalizador en Europa para todos los modelos de gasolina a partir de 1992 hizo que su producción cesase, por no invertir lo necesario para desarrollar su continuidad, en favor de las versiones más básicas del supercinco. Con todo ello su fabricación a lo largo de factorías de todo el mundo (Renault y licencias) hizo que fueran mas de 8 millones  los 4L,s que llegaron a rodar.


Pero no todos los (casi)inmortales tienen porqué  ser coches para todo trote, de toscas formas, rudos interiores, y tímidas prestaciones. Si  a ese elixir de eterna juventud,  le añadimos unas gotas de esencia de belleza, una cucharadita de elegancia  y unos polvitos de pimienta deportiva,  llegaremos al Alfa Spider. Presentado en 1966 se mantuvo en producción con poco más que retoques estéticos hasta 1994, año en el que se tiró la última edición conmemorativa de poco más de 100 unidades  numeradas.  Pero también hubo  uno que además de todo lo anterior, decidió vender su  alma al diablo a cambio de vivir para siempre. El Morgan 4/4. De aspecto y estructura prácticamente invariable desde 1936 el Morgan 4/4 se sigue produciendo en la actualidad de forma casi artesanal a una cadencia de 2 unidades al día y con lista de espera para entrega de entre 1 y 2 años. Tan sutil ha sido su evolución,  que un propietario de un modelo de hace décadas puede actualizarlo con las mejoras de los actuales sin apenas presupuesto y con cero cambios estructurales. Todo un ejemplo.

Comentarios

GTM 25/04/2013 20:12 #2
nosotros tuvimos un 2 caballos y lo pasamos muy bien , me trae buenos recuerdos y mucha. nostalgia el ALFA rojo es precioso, uno de los descapotables mas bonitos , gracias por todo Raul.
Pedro Castro 25/04/2013 12:52 #1
Este texto me trae tanta nostalgia. Aprendí a conducir entre los Mini, los escarabajos...y por supuesto mi primer coche fue un citroen... Cada coche era especial, sin duda. Añadiría a este listado de intemporales, el Lotus 7, sea por sus 20 años de fabricación, pero también porque el sucesor Caterham Super Seven mantiene intactas las referencias de Colin Chapman.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: