Raulgasco original

Sobre Ruedas

Raúl Gasco Casaos
Toda la actualidad del mundo del motor, semana tras semana en "Sobre Ruedas". Lanzamientos, salones, actualidad, pruebas de conduccion, toda la actualidad del Planeta Motor, de la mano de Raúl Gasco

El cielo por montera

Alfa romeo spider detail

Aunque  a nivel cósmico fue ayer a eso de las doce de la mañana, para los que hicimos la EGB el equinoccio de primavera  empezará siempre el veintiuno de marzo. Llegan días largos y temperaturas suaves que invitan a salir, a disfrutar del buen tiempo. Los apasionados del motor desempolvan sus descapotables y motocicletas para disfrutar de reconfortantes paseos en comunión con la naturaleza.

Que el coche descapotable es un objeto de deseo, es algo que no creo que nadie se atreva a discutirme. Se asocian a una imagen de éxito, por su carácter puramente lúdico y  por sus precios, claramente superiores a sus equivalentes cerrados. Y  es que a decir verdad, a cualquier anuncio, película o serie televisiva, o bien el  personaje que participe en ellos, para añadirle un toque de seducción y glamour, no hay nada como subirlo a un descapotable.

 

Siendo España un país con un clima ideal para el uso de este tipo de vehículos, no es ni de lejos el mejor mercado para las marcas. Y es que el Señor da pañuelos al que no tiene mocos. Incluso Portugal, por índice de población, es proporcionalmente mejor mercado que el español.  Les sorprenderá saber que solo en el Reino Unido, país con una climatología más adversa  que la nuestra,  se venden anualmente más descapotables que en España, Italia y Francia juntas. Y para mí no es de extrañar. El país con más y mejores aficionados  al mundo del motor, así como con la mayor  tradición automovilística sin lugar a dudas es el Reino Unido.  Pero para eso ya dedicaré otro post.  Aquí se suele mirar con cierto recelo (¿envidia?) al que va  en descapotable, mientras que casi se admira al que potencia su equipo de sonido hasta lo insalubre para molestar al vecindario. O que se le ocurra ir sin techo un día fresco, lo más suave que oirá es "trastornado".  Con la aparición de nuevos nichos de mercado, la mejora de ingeniería en sistemas de techos rígidos plegables  y la unión del concepto de coupé y cabrio, la utilización y el disfrute de un vehículo abierto, siguiendo unas pautas básicas, podría, en una zona como la nuestra dilatarse desde finales de febrero, hasta bien entrado noviembre.

 

Pero bajo el término genérico de descapotable  se engloban diferentes tipos vehículos que en concepto, difieren entre sí. Dependiendo del modelo  o del punto del que  parten, el tipo será uno u otro. Veremos lo que significa cada uno, y además como, por cuestiones comerciales algunas marcas generan o adoptan determinados nombres.

Spider / Spyder/ Roadster.  Para mí, el descapotable por excelencia. El concepto es el de un vehículo ligero, de dos plazas y cuyo diseño se ha concebido desde el principio para no tener techo,  aunque el   habitáculo se suele cubrir con una capota de lona de accionamiento manual o eléctrico. El nombre proviene de un antiguo carruaje ligero británico de dos plazas tirado por uno o dos caballos, en el que la capota se ensamblaba en torno a una estructura metálica plegable, que se asemejaba a las patas de una araña. Suelen ser modelos  muy esbeltos y de gran belleza.  Los creadores del concepto y  los más prolíficos fabricantes a lo largo de la historia del automóvil, sin lugar a dudas, los británicos. El término spider, en la actualidad, está casi tomado en propiedad  por los italianos Ferrari y Alfa Romeo.  Audi y Porsche se decanta por Spyder, para diferenciarse del Spider. El término roadster es el equivalente en Estados Unidos y adoptado por las marcas europeas BMW y Mercedes por claras cuestiones de marketing, ya que es el norteamericano su mejor mercado.

El Targa, término y concepto creado y patentado por Porsche, pero utilizado después por otras muchas marcas, es un vehiculo cuyo techo, rígido en este caso, se desmonta en una o dos partes. La parte desmontada abarca desde el parabrisas, hasta un arco de seguridad que queda tras los asientos,  y que da continuidad a la luna trasera, que es fija.  Surgió como medida de seguridad para los spider a finales de los 60. Teníamos la rigidez de chasis de un vehículo cerrado, y además la seguridad necesaria en caso de vuelco.

 

El cabrio o cabriolet, es un tipo de descapotable procedente de otro modelo ya creado, berlina o coupé, al que se le han hecho las modificaciones correspondientes para suprimirle el techo.Estas modificaciones, encaminadas a mejorar la rigidez del chasis, pasan factura a la habitabilidad de las plazas traseras, quedando en la mayoría de las ocasiones limitadas a dos, a veces incluso solo de uso eventual. Exteriormente los daños en  la estética  son patentes en  forma de arcos de seguridad que rompen el perfil del coche en los modelos mas antiguos, o en abultadísimos y desproporcionados volúmenes traseros  que alberguen  los más modernos techos rígidos plegables y que intentan ofrecer  un maletero mínimamente útil. Aquí los británicos acuñan su propio término, que es "convertible"

 

Sea cual sea la opción que queramos o podamos permitirnos, el vehículo abierto ofrece una experiencia de viaje incomparable, y una vez que la conoces, casi adictiva. Los aromas del campo, la visión periférica, el sonido del motor, el viento  acariciando la cabeza...  son sensaciones  añadidas al placer de conducir. Complementos como los asientos calefactables, las bufandas de calor en los reposacabezas, o un sencillo cortavientos que nos mitigue el rebufo hacen que podamos disfrutarlos casi con la misma asiduidad que un vehículo cerrado. Invito a todo el que lo desee a un paseo a techo descubierto, para contagiarle el virus del descapotable. No se arrepentirá. O sí. Les espero.

Comentarios

Montserrat 04/04/2013 18:26 #5
Que sugerente artículo Raúl!! hay pequeños grandes-placeres que estamos olvidando. describes muy bien la sensación de viajar con todos los sentidos. ¡¡Enhorabuena por tu post!! Magnífico :)
EliasZ3 22/03/2013 12:17 #4
Hola Raúl ,me gustaría matizar que los descapotables, según el modelo, te permite conducirlo incluso con lluvia sin riesgo de mojarte.y con sistemas como el que mencionas aircraft puedes hacerlo hasta con temperaturas cercanas a 0º
Pedro 21/03/2013 12:56 #3
Totalmente de acuerdo, Raúl. Salir en un descapotable va más allá del simple acto de conducir. Es el disfrute total del coche, de la ruta, del paisaje, y claro, de la compañía, cuando esta tambien exista. Una experiencia que todos debemos tener, y nada mejor que un paseo nocturno a unos 22-24 grados para sentir este disfrute. PD- Pues con esa invitación puedes tener muchos interesados. Cuidado con lo que ofreces !!
Pedro 21/03/2013 12:55 #1
Totalmente de acuerdo, Raúl. Salir en un descapotable va más allá del simple acto de conducir. Es el disfrute total del coche, de la ruta, del paisaje, y claro, de la compañía, cuando esta tambien exista. Una experiencia que todos debemos tener, y nada mejor que un paseo nocturno a unos 22-24 grados para sentir este disfrute. PD- Pues con esa invitación puedes tener muchos interesados. Cuidado con lo que ofreces !!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: