Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Vuelve pronto, míster

"Que cuando me vaya, no caiga una lágrima por mí, que sólo quede la amistad, tantos sueños que recordar". Así dice una canción del grupo 'Melocos'. Sin duda alguna, define a la perfección la situación que ahora vive el Sporting de Gijón. Tras cinco años y medio, Manolo Preciado ha sido destituido como entrenador rojiblanco.

La noticia no ha gustado. Era en cierta forma esperada por la mala racha de resultados que encadenaba el equipo asturiano. Pero todo aficionado a este equipo y al fútbol en general, sabe que el problema no estaba en Preciado.

Creo que son pocos los que aprueban la decisión tomada por la directiva del Sporting. En Gijón adoran a Preciado. Una prueba clara es que #graciasPreciado fue Trending Topic en Twitter.

Hace cerca de seis años llegó a territorio asturiano con la idea de volver a ver a un Molinón ilusionado con su Sporting y lleno hasta la última butaca. Deseo cumplido.

La 'Mareona' se volcó desde el primer momento con el técnico cántabro e intentó proporcionar ese aliento desde la grada que tanto ansiaba el equipo para volver a la categoría reina. Precisamente ése fue otro de los objetivos de Preciado, ascender a Primera. De nuevo, dicho y hecho.

Con el ascenso, el sportinguismo terminó de recobrar la ilusión que habían perdido tras diez años en la categoría de plata. "Lo más parecido a un dios"; "el héroe del Sporting"; esas palabras y muchas más, todas ellas llenas de gratitud, le dedicaba la afición rojiblanca al humilde, buen técnico y mejor persona, Manolo Preciado.

Las personas que dan todo en su trabajo y además, lo realizan correctamente, suelen recibir recompensa y Preciado la tuvo al convertirse en uno de los entrenadores que ha estado más tiempo al frente de un equipo en nuestra Liga.

Marcó y seguramente marcará, a muchos futbolistas que a lo largo de su carrera han estado bajo sus órdenes. Le dedican palabras llenas de agradecimiento por las oportunidades brindadas, por su confianza, por su valía como técnico de fútbol y amante del mismo y por ser tan increíblemente buena persona.

Preciado es de ese tipo de personas que agradan a simple vista; que no tienen reparo en responder groserías cargadas de envidia por defender el bien de su equipo;  a fin de cuentas, una persona que merece la pena y todo un profesional del fútbol.

De momento nos quedamos sin un grandísimo entrenador en la Liga del que aprendíamos muchas cosas cada fin de semana, pero los grandes siempre regresan y Preciado lo hará muy pronto, no lo dudo.

!GRACIAS, MANOLO!

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: