Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Un clásico, un adiós y una gran victoria

El Barcelona - Real Madrid, la decisión de la Federación sobre el Salamanca Athletic y la victoria del Guijuelo frente al Oviedo, a análisis en estas líneas deportivas.

El clásico detiene por hora y media al resto.

 

El mundo se para cuando hay clásico. Y no exagero. Los horarios de la mayoría de partidos se deciden en función de este, incluso aquellos que no son de ninguno de los dos equipos ven el partido…

 

Sin embargo, no todos paran su mundo por esta cita. Solo el partido del Zaragoza coincide con él. Y una persona a la que le tengo un gran cariño y que muere por el equipo maño, dice: “yo no sé por qué la gente pierde el tiempo viendo el clásico cuando hay un señor Zaragoza-Alavés” (en tono gracioso). También dijo que a la gente le sorprendía que dijera eso. Oigan, ¡qué es su equipo! Por muy ‘especial’ que sea el clásico, antes que él está tu equipo. Seguimos sin entender que hay vida más allá de Madrid y Barça.

 

Adiós definitivo al Salamanca Ahtletic.

 

Ya se ha confirmado que el grupo I de la Segunda División B tendrá diecinueve equipos. Es decir, que el proyecto de Hidalgo se queda en eso. Se empeñan en decir: “al menos de momento”. No sabemos el futuro, pero sí utilizar la lógica… Y si esta vez Villar y compañía se han salido con la suya, no veo por qué la siguiente va a ser distinto.

 

Siempre me he confesado contraria a lo que quería hacer Hidalgo, pero igual que digo eso, también que no entiendo el empeño de Villar y, repito, compañía, en acabar con esto y no en problemas del fútbol español que, al menos yo, considero más graves. Pero ya saben… En este país, en esta Federación, la inteligencia, la coherencia y la honradez brillan por su ausencia.

 

Gracias, Guiju…

 

Confié en el Guijuelo para que me compensara esa derrota del Sporting B frente a ellos con una victoria ante al Oviedo y así lo hicieron. Además, dando lecciones de fútbol y de humildad. El Oviedo, que pecó de la perder tiempo cuando no debían, después lo pagó. Así es el fútbol. Si juegas con fuego, te quemas. Y, en este caso, yo que me alegro.

 

Además de porque la victoria fue contra el Oviedo, me alegra también que al Guiju le vayan saliendo bien las cosas. Les admiro profundamente. Son uno de los ejemplos más claros que yo considero de: “equipo”. Son sinónimo de trabajo. Son ejemplo de que si trabajas, tarde o temprano llegará tu recompensa.

 

Por tanto, enhorabuena y, sobre todo: que siga la racha.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: