Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Nunca mezcles el amor con el negocio

La esencia del fútbol, la ilusión por el deporte rey y el amor a tu equipo, se están perdiendo. El €˜balompi這 se está convirtiendo -ya desde hace tiempo- en puro negocio, donde los sentimientos de los aficionados -que un día sí importaron-, quedan en el olvido.

Ahora, encuentras a un 'chaval' de 13 años en la cantera de un equipo de fútbol y no da un solo 'pase' ni paso, sin el 'sí' de su representante. Yo recuerdo que cuando era más pequeña, la mayoría de mis amigos querían ser futbolistas de mayores por amor al fútbol. Ahora preguntas a €˜chavales€™ con la misma edad y quieren ser futbolistas sí, pero para ganar millones de euros, como Cristiano Ronaldo o Leo Messi.

La televisión tiene mucha culpa de todo lo que está sucediendo. Ellos son los que más se 'llevan' en el ámbito económico con los derechos, y por supuesto, Real Madrid y Fútbol Club Barcelona. Las radios, que aportaban la emoción a un deporte que cada día va más en picado, terminarán desapareciendo en el ámbito deportivo, de hecho, algo así ha pasado. A partir de esta temporada las radios no podrán retransmitir los partidos de fútbol sin pagar el famoso 'canon', con el cual, tampoco salen favorecidos los clubes, más que los dos de siempre. Del Nido -por una vez- tiene razón y ha dado inicio a una pequeña €˜revolución€™ en este €˜mundillo€™ cada vez con menos €˜glamour€™. Seguramente la idea del presidente sevillano no llegue lejos, se lo impedirán antes, además de que varios clubes no irán. Pero es un gesto para recordar que los dieciocho equipos restantes también existen, también tienen una plantilla que pagar, títulos por los que luchar y afición a la que hacer disfrutar.

Reconozco que ver al Barça y al Sporting me encanta, pero el primero me provoca poca emoción desde hace ya un tiempo. El fútbol modesto -como Segunda B, donde está ahora mismo la UDS- es el que cada día va cobrando más importancia para mí, provoca mucha más emoción. Creo que la tensión de no saber qué hará tu equipo, cómo será el rival, el número de puntos que faltan para el ascenso, etcétera, da esa €˜vidilla€™ al fútbol que con Madrid y Barça no podemos vivir últimamente.

Recuerdo que un día de agosto €“sí, ése mes en el que los que los pueblos se llenan de niños 'correteando'€“, fui a visitar a mi familia y vi a un grupo de niños jugando al fútbol; uno de ellos, lucía la camiseta del Barça orgulloso, acababa de €˜vencer€™ a su 'colega', el que se encargaba de detener balones y el primero con alegría gritó: "!!!Gol del Barça!!!!". Sí, es culé, su ídolo es Messi y seguramente sólo conozca la victoria del Barça, pero la alegría que desprendía jugando a su deporte favorito, soñando que un día puede ser él el que marque un gol al Madrid en el Camp Nou, no tiene precio. Como sigamos así, cada día serán menos los niños como ése pequeño soñador vitigudinense.

Sé que es difícil detener ésto, pero un día 'explotará' y no quedará absolutamente nada de algo que a muchos nos provocaba reír o llorar, pero al fin y al cabo, sensaciones que sólo da el fútbol y que poco a poco, van quedando en el olvido.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: