Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Los árbitros, la historia de siempre

Existen tradiciones que nunca se pierden: comer turrón en navidad. Tomarte un chocolate con churros en invierno. Ir a la playa/piscina en verano. Visitar el pueblo de tus abuelos. Quedar en el reloj de la Plaza Mayor o en el Toscano. Y un largo etcétera.Otra tradición que pase el tiempo que pase y que, de forma contraria a las anteriores, todas ellas dulces y bonitas, ésta bien podía desaparecer y hacernos un favor a todos los aficionados al fútbol. Hablo del comportamiento de los árbitros hacia los equipos charros. Ya no solo la Unión Deportiva Salamanca, también el CD Guijuelo
Cada fin de semana, cuando juega en el Municipal de Guijuelo el club chacinero y cuando lo hace en el Helmántico el equipo unionista, se ven robos arbitrales. Se convierten prácticamente en una tradición. Acudimos a ver a nuestro equipo sabiendo ya qué pasará y que tanto uno como otro deberán hacer el doble de esfuerzo para conseguir su victoria.

No quiero decir con ésto que las derrotas de ambos sean única y exclusivamente culpa del conjunto arbitral, pero que su actuación, casi siempre negativa, resulta influyente para ambos equipos, lo afirmo con rotundidad.

El pasado fin de semana, el Tenerife visitó al Guijuelo. Casualidades de la vida, el colegiado era el mismo que arbitró en Fuenlabrada a la Unión. Volvió a hacer su trabajo mal. Empiezo a pensar que existen tómbolas en las que no solo regalan carnets de conducir – casi todos los conductores de autobús de Salamanca deben saber dónde está esta exclusiva tómbola- , también obsequian con el título de árbitro. Y si no es así, no me lo explico. No se puede hacer tan mal tu trabajo tantas veces continuadas.

Pablo de Lucas –capitán de la UDS- deberá cumplir dos partidos de sanción y pagar 90€ por recibir tarjeta roja –ya fuera del terreno de juego- porque salió del banquillo a protestar un penalti claro sobre Víctor Andrés. Una sanción que es totalmente ridícula; ya hemos podido ver varias en lo que llevamos de temporada.

Si pusieran el mismo empeño en arreglar otras cuestiones, el fútbol modesto no estaría de forma tan exagerada en la cuerda floja.

Es la historia de siempre: Salamanca y los robos arbitrales. Tradiciones que parecen no tener fin. Lamentablemente.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: