Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Héroes de la felicidad

Una de las cosas que aún mima un poquito el fútbol son los cada vez más habituales campus de verano. Suelen hacerlo los propios equipos, algunos jugadores, etc…

El otro día vi la imagen que adjunto en este post y me sentí orgullosa del Real Sporting de Gijón. Fíjense en la cara de los niños viendo a algunos de sus ídolos. Especialmente en el momento en el que un niño saluda a Stefan Scepovic, el serbio que ha conseguido hacer vibrar al Molinón como desde hace años no se veía… Su mirada hace grande a un niño que sueña con que, algún día, el templo sportinguista coreé su nombre como ya hizo anteriormente con su ídolo.

 

Quizá el niño del que hablo nunca llegue a ser futbolista. O a lo mejor sí. Pero estoy segura de que las palabras, la mirada y el abrazo a su ídolo le han hecho sentir el niño más importante del mundo. Simples gestos que forman grandes acciones. Granitos de arena que hacen grandes montañas. Tonterías –en  el buen sentido- que hacen sentirse felices a los niños… Y la felicidad de los niños, por mucho que el fútbol esté prácticamente hundido, nunca podrá tener un precio calculable y tampoco alcanzable.

 

El otro día también leí un texto de T.Harv Eker y creo que para terminar este post no hay mejor forma que hacerlo con unas palabras suyas: “si quieres cambiar los frutos tendrás que modificar primero las raíces. Si quieres cambiar lo visible, antes deberás transformar lo invisible”.

 

Quizá las raíces de ese árbol que un día los ídolos entregaron en forma de palabras o miradas se transforman en frutos. Pero solo con la sonrisa de un niño, su vida ya merece un poco más la pena. Porque a veces en esos detalles, ellos encuentran su propia salida en los momentos en los que dudan de sí mismos. Porque ya lo dijo Ne-Yo en una de sus canciones: “Even heroes, need heroes, sometimes…” (A veces los héroes necesitan héroes). 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: