Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

España está dejando huella en Europa… en el fútbol, claro, siempre en el fútbol.

El primero: el Atlético de Madrid.

 

¿Cuántos han pronunciado ya esa frase de: “ya se les acabará… Es el Atleti”? Nunca se pueden subestimar a un equipo, menos aun a uno que ha demostrado que puede conseguir casi todo lo que se proponga, que es serio rival en todo título y que está consiguiendo hacerse con la admiración de Europa.

El otro día venció al Milán y pasó a Cuartos en Champions. Ya había ganado 1-0 en San Siro, pero ganar en un partido Champions a un equipo de tanto nombre como el Milán, jugando tal y como lo hicieron, con un resultado de 4-1 y rugiendo el Calderón…

 

Es simplemente impresionante. ¿Qué aficionado colchonero no ha soñado con vivir eso? Y yo creo que se lo merecen y se lo merecen porque nunca, ni en los peores momentos, han dejado de animar a su equipo ni aunque su club esté ‘secuestrado’ por dirigentes a quienes no le importa lo más mínimo el Atleti. Esta afición se merece muchas alegrías.

 

Los jugadores saben todo lo que le deben a la afición, que nunca les falla y por esto, las banderas que ondeaban el otro día las han pagado los jugadores de su propio bolsillo. ¡Ay! Unos tan detallistas y otros tampoco… Algunos se olvidan de que un equipo no está formado solo por jugadores, estos sin el jugador número ‘12’ no serían nada. Y por ello la plantilla del Atleti ha decidido devolverle un poquito de todo lo que les dan…

 

Los segundos: el Sevilla y el Betis. O mejor dicho: ‘musho’ Betis y poco Sevilla…

 

Reconozco que a priori pensaba que sería el Sevilla el vencedor y dominador del partido a pesar de que el Betis en competición europea lo estaba haciendo bien. Quién le iba a decir a los béticos a principio de temporada que iban a estar con un pie casi en Segunda y luchando en serio por la Europa League…

 

Si te paras a pensarlo es en cierta manera de locos. Yo firmaba al Sevilla como ganador porque pensaba que el Betis iba a optar por centrarse en Liga. Pero luego pensé que quizá habían sopesado la posibilidad de que la permanencia está casi imposible y que “de perdidos al río…” ¿por qué no intentar compensar una mala noticia con otra buena?

 

El Sevilla tuvo ocasiones e incluso en algunos momentos dominó con contundencia, pero fallaron lo fácil, intentaban lo difícil… Sentí que les podía la presión de estar en competición europea, jugar contra el eterno enemigo, estar perdiendo y jugar en casa… A pesar de que como he dicho dominó en algunos periodos del partido, una vez que se dio el pitido inicial no sentí que pudieran  ganar… Vi a un Betis decidido, con ganas y haciendo su partido bien, sin miedos ni presiones y con el objetivo de hacer buen fútbol.

 

Por supuesto, me quedo con el gol o mejor dicho, con la definición anterior al gol, de Salva Sevilla. ¡Qué maravilla!

 

Estos tres equipos son un ejemplo de que más allá de Barça y Madrid, el fútbol español tiene sitio en Europa.

 

“Nadie está a salvo de las derrotas. Pero es mejor perder algunos combates en la lucha por nuestros sueños, que ser derrotado sin saber siquiera por qué se está luchando”. Paulo Coelho.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: