Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Ejemplos de superación

A mi abuelo. Él es otro ejemplo de superación. Cuando dudo sobre qué debo hacer: seguir luchando por mi sueño o no, sigo el consejo de Preciado: “miro al cielo y crezco” y recuerdo a una persona muy importante para mí. Mi abuelo siempre miró hacia adelante, sin importarle obstáculos, él siempre supo que “mañana saldrá el sol”. En menos de un mes será el aniversario de aquel odioso día de noviembre de 2010… Pero antes de que llegue, quiero darte las gracias por enseñarme todo. Me haces crecer ‘desde arriba’.
¿Cuántas piedras nos hemos encontrado en el camino hacia nuestro sueño? ¿Cuántas veces hemos pensado en dejarlo por imposible? ¿En cuántas ocasiones hemos querido escoger el camino fácil y por tanto, abandonar? Y nunca lo hemos hecho… ¿Por qué? Porque la vida consiste en caer y levantarte, creo sinceramente que aquella persona que no tiene ningún tipo de problema en su vida, no se realiza y eso provoca un ‘vacío’ en nuestro interior que ni el mayor conjunto de billetes posible puede ocupar. De los momentos malos siempre se sacan las mejores lecciones y gracias a esas ocasiones amargas que a veces nos toca vivir, saboreamos mucho más los momentos buenos.

¿A dónde quiero llegar con esto? A la situación que vivieron o viven, no sé muy bien qué tiempo verbal utilizar, los jugadores que forman la plantilla de la UDS.

Es duro no saber qué pasará con tu futuro y más aún si tienes una familia que alimentar. Pablo de Lucas afirmó que pensó en colgar las botas y dedicarse a otra cosa e imagino que como él muchos más componentes de la plantilla. Ya el año pasado los últimos meses no fueron buenos, las nóminas tardaban en llegar, pero este año fue desde el primer momento pese a que se les aseguró que ésto no ocurriría.

Afortunadamente, llegó Hidalgo en forma de Dios, de salvador, de ángel. El día que apareció Pepe Hidalgo cobró más sentido que nunca la frase del que para mí es el más grande, Manolo Preciado: “mañana saldrá el sol”. Siempre, tarde más o tarde menos, las cosas se solucionan. Parece que la situación de la UDS va por ese camino. Estos jugadores y los del año pasado también merecen que la calma llegue a sus vidas, las nóminas a sus cuentas y la sonrisa a su cara porque fueron y son un ejemplo de profesionalidad; lo más fácil habría sido negarse a jugar y ni unos ni otros lo hicieron. A veces lo sencillo no es lo adecuado, la grandeza está en hacer aquello que nos cuesta más.

Un gracias infinito a Hidalgo, pero también a los jugadores del año pasado y a los de esta temporada. No sé si se guiaron por la coherencia, por el amor al fútbol, por el sueño de seguir dedicándose a ésto, por la afición o porque no les quedaba otra opción, pero continuaron hacia adelante y éso se debe valorar.

“La vida es desierto y oasis.

Nos derriba,
Nos lastima,
Nos enseña,
Nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa”. (Walt Whitman).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: