Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Calma, la tormenta sigue dando guerra

En los últimos días hemos podido leer que la solución más probable para la UDS sea que Hidalgo, ayudado de más personas, como el ex futbolista Ronaldo, se hagan cargo del club.
No quiero ser la persona que aporte la parte negativa a esta posibilidad que puede avalar la existencia de la Unión, pero después de todo lo que hemos vivido, aguantado y sufrido a lo largo de 89 años de historia, no me fío de nadie.

Como todo en la vida, tiene su lado positivo y negativo. ¿El positivo? La existencia de la Unión Deportiva Salamanca como tal. ¿El negativo? Que el proyecto, a mi modo de ver, no es en absoluto atractivo. No creo que los jugadores que pueden ofrecer Hidalgo y ayudantes sean una maravilla. Intentar que varios futbolistas de la pasada temporada con un rendimiento aceptable continuaran, sería un acierto, ya que cambiar de plantilla cada temporada provoca que el sueño de “volver” se aleje. Todo esto no deja de ser mi opinión, quiero recalcar ese matiz.

También se ha escuchado la posible llegada de unos inversores portugueses. Y, una vez más, mi visión de la opción es negativa. Quizá sea porque tengo mentalidad pesimista y no veo como el resto de la afición las posibles soluciones, pero ninguna me parece atractiva, buena y fiable.

Es cierto que son las “soluciones” que ahora mismo existen o pueden existir, pero como comenté el otro día en Twitter con otro aficionado, que alguien se haga cargo de la UDS, pero no a cualquier precio.

¿Mi sensación? Que desapareceremos y con peor imagen que la actual. Sé que estoy visionando todo de forma muy negativa, pero a mi modo de ver, no es pesimismo sino realismo. Eso sí, juzguen ustedes mismos.

Respeto, admiro y me gusta la aceptación y la ilusión de la mayoría de la afición hacia estas opciones, pero a estas alturas de nuestra propia película de terror, es mejor ser precavidos y si el final se acerca, que sea uno decente, que no feliz, porque eso no es posible, pero sí decente.

Y como dice el cántico… “Hasta la muerte… Unión hasta la muerte”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: