Paula martin original

Salamanca en blanco y negro

Paula Martín
Blog de Paula Martín

Bocazas de nacimiento

A ti, Hermanito, por enseñarme que en el sacrificio está el éxito.

Admiro a los futbolistas. Y no los admiro porque jueguen muy bien y ganen mucho dinero, que también, hay que ir más allá. Muchos se quedan solo en esa parte y no ven que detrás de esa cresta con gomina o de esos tatuajes hay una persona con una historia… Quizá tú le insultas todos los días, pecando de listillo y no sabes que para llegar donde ha llegado ha tenido que superar más que una prueba. Quizá sea cierto que ganen mucho dinero por algo que, a primera vista, no parece muy difícil… Pero son ‘empresas privadas’ y ahí tú no decides el sueldo mínimo.

 

El otro día me puse a pensar… Y me angustié mucho. Pensé que más pronto que tarde me tendré que ir de Salamanca y que aquí dejaré toda mi vida, mi familia, mis amigos (aunque esto es menos probable), etc… En fin, todo lo que me ha formado como persona. Me invadió tal sensación que, inconscientemente, empecé a llorar como una magdalena… Sola y a las dos de la mañana. Solo faltaba el helado para tener más similitud con una película americana. Entonces recordé algunos casos que conozco…

 

Tengo la ‘suerte’ de conocer a varias personas que se dedican a este fantástico mundo que es el fútbol… Y ninguno de ellos lo ha tenido fácil. Todos han tenido que emigrar desde muy jóvenes a otro país e incluso a otro continente… El primero de ellos es francés y se vino a España hasta hace un par de años que regresó… Recuerdo que me dijo: “Paula, yo no puedo vivir más lejos de mi familia… Prefiero vivir con más limitaciones y jugar en Francia en vez de estar en esa situación de angustia”. Otro se marchó hace un año a Mónaco y tras una breve escala en Madrid, vuelve a marcharse allí con solo veinte años. Tampoco es nada fácil para él, pero sabe que el éxito que puede alcanzar le lleva lejos de su Gijón natal. Y, por último y que es para mí el más especial: tuvo que cambiar África (Senegal, concretamente) por Francia… En el país galo estaba con su tía, pero al final también emigró a España. Ahora está lejos de su familia de Senegal, de su tía y de su hijo, que también está en Francia… Pero lucha cada día por su sueño.

 

¿Alguien cree que para ellos ha sido fácil dejar toda su vida atrás? Evidentemente, no. Por todo ello, creo que cuando decimos: “qué vida la de los futbolistas…” debemos pensar un poco más. Yo no digo que su vida sea más difícil que la de un minero, por ejemplo, pero cada uno tiene sus problemas, su historia, sus lágrimas… Hay que mirar más allá de la apariencia física porque si todavía no hemos aprendido esto es que no sabemos absolutamente nada de la vida.

 

“La verdadera medida del un hombre no la da su actitud en momentos de fortuna o bienestar, sino cuando se enfrenta a las adversidades de la vida”. Martin Luther King.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: