Buzo80x111 original

"Rockin' Roca"

Iván Velayos
El Buzo en el Purple (Festival Internacional Purple Weekend 2012)

Los Pasivo-Agresivos del Facebook

Sin entrar en las trivialidades sobre el facebook, tan socorridas como el tiempo, para sostener a flote cualquier charla insustancial; el gran tabú o verdad a gritos de la que nadie habla, sobre la red social, es la de la competencia que esta desarrolla entre sus usuarios, cuando no, una confrontación abierta de publicaciones de doble sentido, pullas, comentarios mal intencionados y todo tipo de argucias habidas y por haber, con el objetivo de picar, ignorar, socavar, ofender, humillar, rebajar... en una palabra: “molestar” al convecino. Como la vida misma y como parte de ella que se ha convertido, el típico comportamiento “Pasivo-Agresivo”, con el que las vecinas se ponían a escurrir entre sonrisas hipócritamente cordiales, se ha trasladado a la convivencia en la red. En Ávila somos tan listos que todavía nos pensamos que tenemos la exclusiva en esto de tirar la piedra y esconder la mano, en jugar a “disparar pan de higo”, como dijera Rosendo; en hacer la puñeta soterradamente, a ver si el otro salta y así quedará como el culpable delante de la “congregación” y podré sumar yo sus puntos, mientras el cómputo global de la comunidad retrocede cual cangrejo de competición.

 

Este fin de semana he tenido que convivir y soportar todo tipo de miradas, desafíos, agravios, empujones, insinuaciones y hasta algún ofendido cuando le ofrecí la verdad en bandeja. Gente que se ponía delante del objetivo de la cámara para después dejarse caer encima y regocijarse acto seguido con los amigotes, dedicatorias abiertamente ofensivas dirigidas contra mí, dedos acusadores entre cuchicheos y un sinfín de parabienes personalizados en cantidades astronómicas; el equivalente exacto de lo que llevan comentándome, desde hace tiempo, que sucede en las redes virtuales que tuve la vista y el buen ojo de bloquear y de ir cribando, por saber a ciencia cierta lo que sucede con la gente que consideró conveniente expulsarme de todo círculo social, excluirme de cualquier acontecimiento digno de mención y marginarme de cualquier oportunidad de vida a la que pudiera acceder, al son del malicioso juego de convertirme en el pelele comunal.

 

Desde luego que no me pilla por sorpresa, una actitud que se ha convertido en un disco “rayáo” de actitud hacia mí; más sabiendo que las fotos y la reseña semanal que voy haciendo, ha trascendido y como iba a levantar ampollas, entre todo aquel que ha invertido tanta energía en que no pueda tener oportunidad alguna y monopolizar el ámbito musical de la ciudad. De un cinismo de parvulario es el extrañarse de que te hayan bloqueado a estas alturas.

 

El sábado me fui a cubrir un concierto a Madrid, la presentación en directo de uno de los que, sin duda alguna, va a ser uno de los discos del año; el debut de “THE GOVERNMENT”. Su cantante, mientras se aseguraba de que mi acreditación estaba en regla, no paró de comentarme la importancia de que alguien escribiera y se hiciera eco sobre el acto cultural de la música, de cómo era la única forma de que esto llegara al público y de cómo hacía, el hecho de escribir sobre ello, que prácticamente existiera.

 

Claro, en Madrid lo saben y ¿aquí no?, ¿no se están dejando los grupos los cuernos por que los saquen en los medios estatales?, ¿no hay interés en la difusión de los grupos?, ¿no interesa que el mensaje de la banda llegue a cuanta más gente mejor?, ¿no son mejores las condiciones de contratación cuanta mayor sea su popularidad?, ¿no piden un dosier de prensa con las reseñas que haya del grupo en los sitios que hacen conciertos?

 

A mí esto me supone un esfuerzo y un trabajo importante, no veo un duro por ello, cuando no supone un desembolso de dinero en desplazamientos y algo que te tomas. Mi recompensa es poder dar un reconocimiento a tantísimas bandas que se dejan el pellejo en el esfuerzo de poder estar ahí, cogiendo la carretera cada fin de semana; el dar alguna importancia a las bandas de la ciudad, las que parece que jamás existieron y a las que jamás se las dio credibilidad alguna; que la ciudad tenga alguna relevancia cultural-musical en el país y no sonrojarme cuando me preguntan de dónde soy; proporcionar dignidad a la industria del entretenimiento para adultos y que así se ahorren la mirada por encima del hombro cada relevo nuevo de cadetes de la escuela de policía...

 

Con la conciencia muy tranquila y el regalo del sueño confortable y apacible que esto da, llegaré hasta donde llegue; llevo tiempo escribiendo para un par de páginas estatales, que están contentísimas conmigo, mis grupos nacionales favoritos están deseando que escriba sobre ellos y que vaya a hacerles unas fotos, así que ustedes sabrán.

 

Este viernes pasado tuvimos en la Sala Kamelot y de “grátelo”, a unos históricos y viejos conocidos por todos, “MANUEL GALÁN Y JESÚS CID QUINTETO”; propuesta tanto exquisita como desfasada en el tiempo, de sabores folk y arreglo preciosita y milimétrico, que adolece de energías y se regodea en la ejecución instrumental sin más, con un desarrollo escénico inexistente y hasta rígido; juega su baza en las interpretaciones musicales de unos integrantes que se conocen y que llevan tocando juntos desde que el tiempo es tiempo. La compenetración entre la banda es absoluta; un entendimiento total para resolver un repertorio instrumental que dominan al dedillo. A mí me resulta especialmente sugestivo, el ver a su batería, “Cantares”, tocar sintiéndose tan sumamente a gusto y desde ese sitio personal al que se transporta y donde se convierte en el motor de la banda.

 

En la Sala MásMúsica, por falta de una banda, actuaron tres. Empezaron la tanda “LOS GATOS”, formación abulense de recorrido, completamente centrados en su sitio, ofrecieron un “señor” concierto; Punk rockers engrasados y a punto, de guitarras afiladas y contundencia rítmica, levantaron al personal con una actuación que convenció en la seguridad con que defendieron sus temas sobre las tablas. Disfrutarás de una buena sesión de rock con todas las letras allí donde te los encuentres. Continuó la noche con los extremeños “K-TÓLICOS”, adrenalítica y contundente horda de punk hardcore melódico, de guitarras metaleras y soberbias formas que arrasó la sala del MásMúsica en una exhibición antológica de buen hacer y derroche escénico de los que enganchan y mueven hasta el más haragán de los esqueletos. Grupazo en todos los sentidos, en plena gira por todo el país, con disco calentito bajo el brazo, que está sobradamente en forma como para estar haciendo aforos de 200 personas y festivales este verano. Vitalidad energética en el punk patrio, un placer encontrarse algo así. Cerró la noche “H.C.K”, formación abulense de pioneros en el punk en Ávila, que encuentra en el amateurismo y el error en la interpretación musical, los cimientos de su propuesta; jugando a equivocarse casi constantemente, balancean su discurso lírico entre el absurdo y el rencor social. Divertidos y soporíferos a intervalos consecutivos inmediatos. Especialmente inspirada, la revisión que hicieron del clásico de Barón Rojo “Son como hormigas”, llevándola a su terreno.

 

El sábado lo tenía reservado, para lo que estoy seguro, ha sido uno de los acontecimientos del underground ibérico de este año, la presentación en directo del disco debut de “THE GOVERNMENT”, apabullante primer disco de la formación que está ahora mismo en boca de todo el mundo y que en directo superaron con creces las expectativas creadas, pero vamos por partes. Abrían la noche “ISLAS MARSHALL” power duo de rhythm and blues frenético cual manada en estampida; vacilones, macarras, divertidos y letales como sicarios, se despacharon a la concurrencia, con un trepidante repertorio que no dejaba un hueco para tomar aliento, ni para asimilar el sopapo acústico que suponía ese chorro de algarabía a granel, que puso patas arriba el Wurlitzer Ballroom madrileño. Directos y al grano, sin sutilezas protocolarias ni miramientos. Aperitivo contundente para dar paso al plato fuerte.

 

Con el mascarón de proa de una voz torrencial y abrasadora, “THE GOVERNMENT” desenvolvieron, con brillante soltura, un repertorio que mana desde las más sabrosas fuentes del rock and roll de todos los tiempos; funk New Orleans, garage, punk, soul y sobre todo, mucho y buen gusto, a la hora de facturar unos temas, realmente buenos, de altura y precisión, que llevan rumbo de convertirse en clásicos de su tiempo. Divertidísimos, con el público rendido a sus pies y en el bolsillo, arrojaron sobre el escenario todo el fuego necesario, para alumbrar la noche en una danza desatada, que arrastraba como a poseídos a la concurrencia de la sala, conscientes de estar presenciando todo lo que un concierto debe ser, demoledor. Cuando todo hacía pensar que la energía que allí se había ofrecido, no podría superarse, cerraron el concierto con un “Rocket Reducer No. 62 (Rama Lama Fa Fa Fa)” de los MC5 de ignición en propulsión a chorro, debacle comunal de intensidades estratosféricas que dejó más que satisfecho al aturdido gentío que todavía estaba asimilando lo que acababa de presenciar. Hay un grupazo reclamando su trono, si tenéis oportunidad de verlos, no podéis dejároslo pasar. ¿Alguien sabe quién es David de María?

 

TODAS LAS GALERÍAS DE IMÁGENES:

 

MANUEL GALÁN Y JESÚS CID QUINTETO
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.578725908823549.144296.100000584364480&type=1&l=e56d4c5df0



LOS GATOS
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.579577575405049.144443.100000584364480&type=1&l=db7d58fe92



K-TÓLICOS
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.579868168709323.144486.100000584364480&type=1&l=ec8484f020



ISLAS MARSHALL
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.580047802024693.144511.100000584364480&type=1&l=8f0031d66c



THE GOVERNMENT
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.580134005349406.144533.100000584364480&type=1&l=60df375feb
 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: