Buzo80x111 original

"Rockin' Roca"

Iván Velayos
El Buzo en el Purple (Festival Internacional Purple Weekend 2012)

“Los Chicos” y “Pájaro”

P%c3%a1jaro2 detail

 “Los Chicos” y “Pájaro”, Viernes y Sábado, ambos presentando nuevos trabajos en la madrileña Sala El Sol y ambos han celebrado dos conciertos apoteósicos.


   A estas alturas, da un poco de vergüenza el estar explicando quienes son Pájaro y Los Chicos, ambos reivindicados y reverenciados por público y crítica desde hace no poco tiempo.


   Los Chicos presentaban en Madrid de tiros largos y por todo lo alto su flamante sexto disco. La ciudad que los vio nacer esperaba ansiosa la descarga de sudor y adrenalina que marca el sello distintivo del grupo. Jugando en casa, estaba claro que la pasada noche del 6 de Mayo el holocausto que acostumbran a desatar estaba completamente premeditado.

 


   “Rockpile Of Shit” se llama la criatura, en evidente homenaje de sus amadísimos

 

“Rockpile”, en cuya portada se fragmentan como si fueran trozos de una misma cabeza, dos partes de Nick Lowe y una de Dave Edmunds. El disco es sin lugar a dudas, uno de los acontecimientos musicales de la temporada y la excusa perfecta (como si los hiciera falta), para volver a provocar la hecatombe como rutina de trabajo allí donde se les convoque.


   Precedidos por el inconmensurable Johnny Casino, cómplice y promotor de las fechorías australianas de Los Chicos; inmenso tanto el personaje como su trayectoria y legado, siendo uno de los elementos capitales del Aussie Hard Punk de principios de los 90’s hasta la fecha, solo con la saga que surgió en el país de las antípodas a raíz de su banda “Asteroid B-612” (si, el planeta del Principito), daría para un extenso capítulo al margen.


   Comenzó la noche el orondo guitarrista australiano con un público tímido y escaso, que no se decidía a entrar al concierto por aprovechar el avituallamiento y coger fuerzas en el bar de tapas de turno, prácticamente una tradición más de los conciertos en Madrid, especialmente los de Los Chicos, que han hecho carrera de esta afición como del botellón de calimocho.

 


   Pero sin darle mayor importancia y completamente seguro de que es lo que tenía que hacer, casi como si formara parte del propio guión del concierto, como la estructura de una de sus canciones, entrando con suavidad para llegar a un clímax de puro éxtasis sin que te hayas dado cuenta de cuando esa agradable canción se había convertido en un energético cañón de propulsión a chorro.


   Johnny Casino es uno más de esos imprescindibles desconocidos por el gran público que nos hacen la vida un poco más llevadera a sus seguidores; una carrera desde la dignidad y la honestidad que habla por sí sola y que es un sólido punto al que regresar cuando todo lo demás hace aguas. El tipo no es Justin Timberlake y ni falta que le hace, con un repertorio que te abraza y que te envuelve para llevarte a sitios de ámbito privado donde la emoción sirve de brújula y guía, allí donde la realidad se transforma en ese lugar en el que espacio y tiempo son una sola cosa y no las variables de la fórmula de la velocidad. Digno de verse, oírse y sentirse. Increíble.


   La Sala estaba a punto de caramelo para que los Chicos aparecieran y estos no se hicieron de rogar. Desde el minuto cero la fiesta estaba asegurada; y la fórmula es bien conocida, Rafa, cantante, showman, predicador, prestidigitador... dirige, eleva, maneja... banda y publico hacia un estallido comunal de euforia que no tiene comparación, si no has llegado a verlos te estás perdiendo uno de los espectáculos más descomunales que han tenido nunca lugar en esto del Rock, porque lo de Los Chicos no tiene nombre.

 

 


   Si bien es cierto que en la coctelera de ingredientes que manejan no hay mucha novedad y que ellos mismos llevan con orgullo su reivindicación de estilos y géneros minoritarios, si que posee todo el asunto algo propio y completamente inédito y es la forma en que asimiló la escena madrileña de los 90’s la tradición del Rock & Roll desde la energía del Punk como identidad propia que marcaba su estilo particular como tendencia, completamente ajena a lo que dijeran los cánones, ya que su particular idiosincrasia era la que señalaba su dirección y lugar.


   De esta manera es la única forma de comprender como puede la banda tener como puntos comunes o elementos básicos de su bagaje personal a los Pogues, Dr. Feelgood, Stooges y New Bomb Turks, asimilados de forma orgánica y haciendo que convivan y mariden cómo algo natural Lyres y Poison Idea.


   Pero lo bueno es como se despliega esto en el escenario; todo el repertorio de muecas y artificios de Rafa esta sostenido y cimentado en las guitarras de los gemelos Urchaga, que sin ser un delirio de instrumentación, se ensamblan entre ellas como un reloj suizo y se convierten en el mascarón de proa de la debacle sísmica que orquestan, con las incorporaciones de Gillermo Casanova al bajo y Ral García a la batería, completando una sección rítmica de locomotora a vapor donde no queda un hueco para el despiste.

 


   Gente en el escenario, banquetas en mitad del público para que el cantante quede por los aires, Johnny Casino compartiendo tablas y metiéndose con el resto de de la banda entre el jolgorio que habían organizado y el personal transformado en muchedumbre incontrolable fuera de si que comparte con la banda el botellón de Calimocho que acompaña de siempre al grupo como si se tratase de un elemento de atrezo más.


   Y Chicas, muchas chicas están de fijo en los conciertos de Los Chicos y quizás este sí que sea el gran elemento diferenciador de cualquier otra banda, que premeditado o no, son de los pocos que demostraron que son ellas las que más y mejor bailan el Rock & Roll, cuando parecía que a los conciertos solo iban tíos, ellos consiguieron que ellas dirigieran el baile.


   Esto es tan patente, que al regresar al día siguiente un poco temprano para asegurarme el sitio en la primera fila y poder sacar las fotos con un buen punto de vista del escenario, las trabajadoras de la Sala Sol, venerables señoras de cierta edad, comentaban alucinadas el desfase que “ellas” llevaban el día anterior:


    - Pero serían jovencitas – Le interpelaba la una a la otra.


    - No, no, esas ya tenían una edad- Contestaba la encargada del guardarropa.


   Me reafirmo, lo de Los Chicos no tiene nombre, si tienes oportunidad de verlos en directo, no te los puedes perder.


   A estas alturas de fin de semana yo ya estaba hecho añicos; tenía la tranquilidad de saber que lo de “Pájaro”, es harina de otro costal, que sin faltarlo emoción ni rotundidad, no tiene nada que ver con las Hordas de Atila y los Unos que era lo que me había pasado a mi por encima el día anterior.

 


   Para una banda Sevillana el presentar el segundo disco en Madrid es todo un reto, en el caso de Pájaro especialmente, ya que se trata de un proyecto en el que el detalle está cuidado al milímetro, en el que se han conseguido unas sonoridades, casi texturas, de una exquisitez excelsa, y el mismo hecho de que todas las aristas y ángulos estén mimados con esa precisión, hace especialmente difícil el llevarlo al directo.


   El despliegue era evidente, incluso el escenario tenía una parte supletoria añadida para dar lugar a que entraran tres guitarristas, bajista, batería, sección de viento de tres saxos, trompetista solista y teclados. 10 músicos sobre el escenario, que aunque no aparecieron todos a la vez desde el inicio del concierto, si que formaron el grueso de la banda durante la mayor parte del mismo, haciendo vivir a los que allí estuvimos una noche mágica, puro delirio.


   Yo estoy completamente rendido a este grupo, ya lo he dicho por aquí y no hace demasiado, es lo más grande que se ha hecho en música Rock o en música popular en España en mucho tiempo, por no decir nunca y si los discos podían dejarte alguna duda por la riqueza de matices y como se lo podrían montar para llevar eso al directo, el vivirlo en primera persona es completamente alucinante, ver como daban vida a esas canciones desde la pasión sostenida y el cariño a la música es muy especial, prácticamente sobrehumano.
   Con toda la carne en el asador y a sabiendas de estar jugándose una de las bazas más importantes de la partida, la banda salió a ganar sabiéndose con todos los ases de la baraja y sin otro propósito que el de hacer lo que saben hacer, bordar cada uno su parte para conseguir ese conjunto total que los ha llevado a jugar en esa liga que tan imposible resulta a las propuestas de provincias de alcanzar.


   Poco más puedo añadir; tocaron los dos discos que tienen de cabo a rabo e incluso se permitieron alguna pieza y añadidos de toque swing y alma cabaretera, la guasa de Pájaro hacía que Silvio pareciera que estaba presente y las canciones tenían la capacidad de transportarte a otros mundos. Me sé de las canciones hasta los solos, me lo pasé como un enano y disfruté de la mística Sevillana que me hizo hasta sentir orgulloso de ser abulense y de que una cuadrilla de andaluces vayan a Madrid a reivindicar a San Juan de la Cruz y a Santa Teresa de Jesús, aunque sea por la vía del pan de centeno con moho y de las tórridas pasiones que convulsionaban a nuestros santos en el amor... a dios.


   Fue impresionante y podría aquí tirarme el folio con veinte mil hiperbolísmos que no te van a llevar a otro sitio que a la necesidad de verlo, porque lo de Pájaro es para verlo, increíble es poco.

Comentarios

Buzo 24/05/2016 16:19 #3
Comentarios de índole personal de forma personal, por favor, esto de esconder la cara tras los comentarios de un blog de música llamarlo "de cobardes" sería de una generosidad que no corresponde. A la cara, caballero don fernado, a ver donde tiene usted tantos h**v*s. Llevo más de dos años fuera de Podemos y sigo invitado a todas sus reuniones y asambleas, a las que no asisto por tiempo, por tener otras prioridades, pero insisto, por favor, me gustaría verle la cara a ver por donde me sale.
Fernando 23/05/2016 11:50 #2
Buzo eres tan malo que ni los de Podemos te quieren tion!!
Buzo 10/05/2016 10:23 #1
Álbumes de fotos. Johnny Casino: https://flic.kr/s/aHskzPUAbq Los Chicos: https://flic.kr/s/aHskwgnumL Pájaro: https://flic.kr/s/aHskzPTNC1 Gracias a todos los que lo leéis :)

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: