Buzo80x111 original

"Rockin' Roca"

Iván Velayos
El Buzo en el Purple (Festival Internacional Purple Weekend 2012)

Barón Rojo, Keroseno y Gato Negro

Buzo detail

Durante la pasada semana ha tenido lugar en la ciudad de Ávila el grueso de las actividades programadas para la celebración de las fiestas patronales en honor de Sta. Teresa de Jesús. Aún prolongándose las mismas hasta el final del mes, el compendio deslavazado y crónico de actuaciones similares que se desarrollan año tras año son el síntoma inequívoco de hasta dónde quedó anquilosada la oferta cultural y la inquietud del consistorio local en la dinamización del lugar. La música no ha sido una excepción.

 

No os cofundáis, yo solo soy un tarambana, un imprudente goliardo abducido por la irreflexiva necesidad emocional en la que me embarca la música, un mediocre aficionado a escavar entre las líneas de mi ignorancia para ir alimentando los huecos que recubren la simpleza de mi persona, un indiscreto bocazas propenso a comparar su reflexión con la de cualquiera con el propósito de ir dilucidando una argumentación concreta con la que suplir la ausencia de estudios musicales o el dinero suficiente con el que haber comprado toda esa colección de discos y libros con el que los hijos de los obreros siempre sueñan, un temerario pasional que disfruta dejándose arrastrar por los impulsos primarios que el Rock me produce. Sin más, no busquen otra cosa porque no la hay.

 

 

No estoy aquí para sentar decretos, determinar criterios o alzarme con verdades absolutas. Yo vierto una opinión sincera bajo mi prisma, consciente de que cada uno tiene una óptica propia; solo busco sacar un aprendizaje tanto de donde me equivoco como donde me puedo reafirmar, ir puliendo el oficio que he estudiado con una rutina autoimpuesta de sacar imágenes de los conciertos que voy viendo y recibir el feedback del comentario de mi entorno de amistades más inmediato o de los contactos de las redes sociales con los que hablo de música a diario y a los que solo puedo reverenciar y aprender.

 

Llevo desde que tengo uso de razón teniendo que irme de la ciudad a cualquier punto de la geografía hispánica para poder satisfacer la necesidad de disfrutar de un concierto mínimamente digno y entiéndase por digno a cuatro personas que defienden con entrega y amor propio el repertorio que lleven preparado. El resto es circunstancial; artificios, luz, sonido, afluencia, público, ciudad... todo influye desde luego, pero insisto en que son circunstancias dadas con las que el grupo tiene que jugar para que terminen haciendo valer la honestidad de su propuesta. Es lo único que al final realmente queda y la gente se da cuenta.

 

Dentro de lo evidentemente poco atractivo que resulta este tipo de programación de viejas glorias y restos de las parrillas de radio fórmulas del siglo pasado, uno se debate entre el quedarse en casa o salir a ver a los colegas, que a ciertas edades, estos acontecimientos son casi tradición y de esas pocas fechas señaladas en las que te ves al año, como en navidad. Barón Rojo son un buen motivo para ir a celebrar las fiestas del pueblo con los amigos, la excusa perfecta para ver a toda esa gente que ya casi solo ves por casualidad y jamás en algo tan lúdico y dado a la diversión como un concierto.

 

 

En mi caso se suma el poder hacer algo de contenidos que tenga relación con la actividad de mi ciudad. A Barón Rojo le precedían unas críticas feroces a raíz de su actuación en “Rocktiembre”, festival acontecido el pasado mes en la plaza de toros de “Las Ventas”. Desde hace tiempo se acusa a la banda de estar paseando el cadáver de un viejo mito por puro y duro interés comercial y sin ningún tipo de aprecio ni respeto por el legado de lo que fue. Los Suaves perdieron el interés que me podían despertar hace mucho, mucho tiempo y un grupo de versiones no iba a cambiar tampoco esa cuestión, así como Keroseno, grupo local del ámbito inmediato de la ciudad resucitados a base de mercenario de orquesta, que nunca atravesaron la medianía en sus composiciones y que todo el aprecio que los puedo tener se basa en la relación de convivencia vecinal y de aficionados a la música con la que nos hemos movido por espacios comunes.

 

Lo de Keroseno llega a rozar la presbicia y el despropósito y por favor que no se me mal interprete, los músicos son buenísimos, el sonido fue brutal (doloroso física y literalmente), la puesta en escena correcta... pero oigan... no tienen canciones, o no se debería llamar canción más allá del coro de misa y el fuego de campamento a una secuencia de acordes de intercalado fijo entre mayores y menores para encajar letras insustanciales, casi pueriles sobre una escala mayor. Todo estuvo muy bien colocado, todo muy correcto, pero todo ello no fue más allá de la puesta de largo parroquial circunscrita a una propuesta que está muy lejos de manejar material de profundidad y calado. Vuelvo a insistir, es mi opinión, cada uno tenemos la nuestra, pero yo no estoy aquí para dorar píldoras a nadie, incluso creo que el mejor favor que puedo aportar es el decir las cosas como yo las he percibido, por si pudieran servir.

 

Continúo la noche con Barón Rojo, cabiendo esperar cualquier cosa con todo lo que se había hablado sobre ellos en las últimas fechas y no fue para tanto, todavía queda mucho que salvar de la banda mítica que fueron. “Mítico Barón, donde quedó...”, desde luego que estos Barón Rojo, no son los Barón Rojo de los tiempos heroicos, si bien son propietarios de un set list imbatible, el mismo queda reducido a menos de la mitad a consecuencia de los problemas que llevaron a la salida del grupo a la mitad de los componentes, incluido uno de los cantantes y es que está en la voz el mayor de los problemas de un discurso musical que va quedando poco a poco obsoleto por no resolver este escollo. Es esta misma razón la que produce una incomodidad palpable a Carlos de Castro, uno de los dos hermanos fundadores de la banda que aún continúan en la formación; esta incomodidad se percibe y se nota incluso en muchas de las partes musicales, se advierte en el guitarrista un mal estar que no le permite disfrutar de su grupo como el Rock & Roll de alto octanaje, que es en lo que estamos, requiere. Cuando esto se supera, cuando los dos hermanos tocan como uno solo, cuando vuelve a aparecer el fuego y la emoción, el mítico Barón resurge de nuevo consiguiendo unos picos de emoción que pocas bandas, y habría que remitirse a iconos internacionales del género, pueden generar. Pero rápidamente se vuelve a quedar disuelto en el rencor de lo que podría ser y no se permite. Aún con todo, fue un buen concierto, no es la banda clásica ni de lejos, pero lo que hay no está mal y por momentos te puede hacer regresar a los 12 años de edad de la primera vez que los vi en directo, también en unas fiestas de la Santa allá por el año 88 (creo recordar).

 

Concluyeron la noche “Gato Negro”, el grupo de versiones de los Suaves comentado anteriormente; que sin más dieron un concierto correcto, excesivamente orientado al postureo efectista dirigido a la chavalería, puesta en escena de cigarrillo y lata de cerveza perennes en las manos del cantante para recalcar esa épica odiosa del artista alcohólico atormentado que no creo que le haga gracia ni al propio Yosi, un repertorio que me dio la impresión de dejar en exceso en el olvido la primera época de la banda, a la par de unas presentaciones de las canciones que iban del coleguéo al chantaje emocional como si Los Suaves fuera algo semejante a Tahití y necesitara de nuestra colaboración y apoyo.

 

Es genial poder disfrutar con los amigos en las fiestas de tu pueblo con un buen concierto y demás, pero ya que la ocasión es propicia y estamos todos reunidos... tomároslo en serio y cuidar lo que traéis de otra manera, por favor!!!  

Comentarios

Círculo vicioso 20/10/2016 13:07 #46
Me parece una crónica realizada por un profesional y que nada tiene que envidiar al uno titulado por decirlo de alguna manera....Por lo que deduzco de los comentarios eliminados no ha sentado muy bien...es una crónica dura pero real realizada por una persona "independiente" que escupe solamente verdades de lo que allí ocurrió. ..uno de los problemas del músico es el amiguismo y el dorar la píldora. ...que tengas muchos seguidores en tu ciudad y más en avila no significa una alta competencia en lo que haces.....significa que haces bien la labor de "relaciones publicas" nada más...personalmente pienso que lo mejor que le puede pasar a un músico aficionado que quiere ser profesional es un buen espaldarazo para ajustarse a la realidad o por lo menos tener otra visión diferente de los que pasan la mano por el lomo continuamente solo por amiguismo...lo dicho....clara, contundente,entretenida y dolorosa...como la triste realidad....
Buzo 19/10/2016 13:02 #45
Lo que menos necesita el universo es gente dictando quien es necesario o quien no. Lo que necesita la escena es proyección y realidad, difusión y criterios razonados y no brindis al sol de amiguismos que nos convengan. Normalmente de lo que acusamos de hacer a los demás es precisamente lo que estamos haciendo nosotros mismos. Miraros bien quien es el que está echando bilis y vomitando mierda que yo solo hablo de echos que se pueden contrastar y bastante generoso he sido.
Masterdro 19/10/2016 12:22 #44
Independiente de que no te ha gustado el concierto , lo qe menos necesita la escena es a tíos que escriban como tú echando mierda , ya bastante jodida está la cosa para que encima nos caguemos nosotros mismos encima ,para otro día haces una crítica de un festival electrolatino , por poner un ejemplo de música enlatada , y luego ya te darás cuenta de lo que hablo .
Buzo 19/10/2016 11:08 #43
Se que estos comentarios escuecen, precisamente por la sinceridad desde donde intento hacerlos, mi intención no es tirar por tierra el trabajo de nadie, si no todo lo contrario, hacer una apreciación donde considero que flojea el asunto, creo que se hace un flaco favor a los grupos no diciendo las cosas y bailándoles el agua. Esto es un blog de opinión, no de información, y como tal lo hago, precisamente lo interesante de la opinión es poder crear debate sobre lo que unos pensamos y otros no, pues de esa comparación de criterios es de la que se puede sacar algo en claro, un aprendizaje y yo el primero, por supuesto. ¿No se puede escribir sobre algo que has visto y escuchado? Por poder se puede hacer lo que nos venga en gana, que para eso estamos en un país libre, pero si encima lo hacemos de lo que no hemos visto y no hemos escuchado, ya no se de que lo vamos a hacer, ¿de la inspiración divina? Amén. Y no, no soy periodista ni pretendo, creo que queda meridiánamente claro también en el artículo. No me gustan las canciones de Keroseno y lo argumento, hay una falta de desarrollo compositivo a nivel armónico considerable, si son 10 años los que llevan funcionando se han quedado precisamente en ese primer estadio de canción ramplona y simple que debería haber alcanzado, sobre todo por la cantidad de tiempo que lleva en marcha el proyecto, otros niveles de complejidad. Te parece que mi opinión no es la más acreditada, pues parece que la has entendido perfectamente, parece que te ha generado tú propia opinión y parece que fueras tú comisario de lo que tenga que parecer o no. Me parece que te molesta que tenga una oportunidad, pues al parecer el que padece con lo que hacen los demás debe hacer algo parecido a lo suyo propio y descubrir que es lo que puede llegar a parecer. Gracias por los comentarios en cualquier caso.
Carlos 19/10/2016 10:19 #42
Excelente critica. Hay puntos en los que no estoy tan de acuerdo pero estoy aburrido del diario de avila y avilared que solo se limitan a dar un repaso de la lista de canciones. El concierto en líneas generales no ha estado tan mal. Agregaría que Carlos Castro no puede cantar. Es peor que mi tía Julia y con eso lo digo todo. Tampoco me gustó del todo la voz de la cantante de keroseno pero al menos es afinada y da todo lo mejor de si. Bien por los guitarristas y el bajo. La batería problemas con el bombo, a veces se iba de tiempo.
Pepe 18/10/2016 23:43 #41
Bien
julian 18/10/2016 22:42 #37
capullos
Ramon 18/10/2016 22:35 #25
No estoy de acuerdo con tu apreciación del concierto, especialmente con la actuación de Keroseno. Sólo porque no te gusten sus canciones o sus composiciones no debes ( o al menos eso creo yo ) tirar por tierra un trabajo, esfuerzo e ilusión de una banda que lleva más de 10 años dando guerra sin ningún apoyo ( pocas bandas de Avila han aguantado tanto tiempo en activo). Por otra parte tu opinión no me parece la más acreditada ni por titulación ni por experiencia, con lo cual lo único que me molesta es que se te dé la oportunidad de "vomitar" tu bilis en un medio de información del cual espero poca profesionalidad sólo con ver que te permiten escribir en él sin filtros. Te deseo lo mejor, a pesar de todo.
rocker 18/10/2016 22:23 #24
No se puede escribir sobre algo que has "visto" y "escuchado" .....vaya periodista!!
Conocido 18/10/2016 17:28 #1
No estoy de acuerdo con tu apreciación del concierto, especialmente con la actuación de Keroseno. Sólo porque no te gusten sus canciones o sus composiciones no debes ( o al menos eso creo yo ) tirar por tierra un trabajo, esfuerzo e ilusión de una banda que lleva más de 10 años dando guerra sin ningún apoyo ( pocas bandas de Avila han aguantado tanto tiempo en activo). Por otra parte tu opinión no me parece la más acreditada ni por titulación ni por experiencia, con lo cual lo único que me molesta es que se te dé la oportunidad de "vomitar" tu bilis en un medio de información del cual espero poca profesionalidad sólo con ver que te permiten escribir en él sin filtros. Te deseo lo mejor, a pesar de todo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: