Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Zánganos asesinos

Predator firing missile4 detail

Se denominan popularmente drones. Es la pesadilla de Al-Qaeda. Son los aviones no tripulados que se controlan a distancia. Su uso civil es muy prometedor

Son el nuevo arma "definitiva". Los vehículos aéreos no tripulados, (UAV o Unmanned aerial vehicules) o popularmente llamados drones ("zánganos" en ingles) están siendo utilizados por los Estados Unidos en su guerra del oriente con un éxito endiablado. Si los comparamos con los aviones no convencionales, los drones son mucho más baratos, tienen más autonomía de vuelo y no peligra la vida del piloto. Se manejan a distancia, a muchos miles de kilómetros, por medio de comunicaciones por satélite, navegación GPS y sensores diminutos. Al no tener que llevar piloto, se puede prescindir de mucho peso, o alternativamente, cargar más bombas. En combinación con tropas de tierra, la eficacia destructora de estas abejas macho es invencible.

 

 

Pero no sólo de bombas vive el hombre. En la vida civil, el jefe de Amazon, Jeff Dezos, ha puesto de moda el uso de los drones al declarar que podría utilizarlos para hacer los repartos entre sus clientes. Así, cuando compres tu próximo libro on-line, en una media hora vendrá un simpático drone a tu ventana (con un estilo más de helicóptero), y podrás comenzar a leer. Dejando a parte estas declaraciones publicitarias, sí que hay un mercado inmenso para el uso de los drones: vigilancia, mensajería punto a punto, reparaciones complicadas, socorro inmediato en accidentes, grabaciones deportivas desde ángulos inverosímiles, etc... Estos drones suelen tener varias hélices (p.e. las 8 del optocóptero español), que les permiten una gran maniobrabilidad a la vez que levantar cargas relativamente importantes para transportar material, herramientas o cámaras de vídeo.

 

 

Y si tienes dentro el gusanillo tecnológico, esta tecnología podemos adquirirla por muy poco dinero. Los drones ya se venden como juguetes en mil y una formas. Incluso hay versiones que se controlan, ¡cómo no!, con nuestro teléfono móvil. Los encontramos desde 60 euros en Juguetronica o en cualquier otra tienda de Internet. Y si eres de los más manitas o de los que no te gusta que te lo den todo hecho, te lo puedes tu mismo a partir de piezas básicas en DIYdrones, con infinidad de formas, funcionalidades y modelos ¿a qué esperas?

Antonio Ferreras

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: