Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Tecnología para ponerse encima

Su nombre de guerra es Wearables. Van a ser el último grito estas Navidades ¿qué no sabes que regalar? ¡¡Aquí tienes algunas ideas!!

A ver, que no lo tenga explicar dos veces: ¿quién no se acuerda de Anacleto, agente secreto y su genial teléfono en el zapato? Pues ya lo podeis comprar. Eso es tecnología para llevar: tecnología que se lleva puesta y se integra en los otros objetos de uso cotidiano. En el origen fueron aquellos relojes con calculadora integrada (¿quién no soñó con tener uno?), y más recientemente las cintas que nos miden las pulsaciones, las gafas de Google, el teléfono inteligente o las pulseras que nos miden la actividad diaria. Pero la tecnología no se queda quieta y va más allá, mucho más allá, proponiendo introducir la tecnología en muchos, muchos más sitios, algunos insospechados.

Como  Vibease, el primer consolodaro conectado a nuestro teléfono móvil. O el guante último modelo, que se conecta pro Bluetooth a nuestro teléfono móvil y nos permite hacer llamadas con el índice y el pulgar ¡impagable!

 

 

 

Para los bolsillos menos pudientes, siempre están las socorridas camisetas, donde encontramos muchísimas variedades. Como esas que se iluminan cuando tu enamorada está cerca (y viceversa, se compran por pares). O aquélla que muestra un ecualizador en el pecho y las barras suben y bajan cuando suena música en el ambiente.

Y qué decir de la última patente de Sony, que podríamos denominar como La peluca inteligente (verídico). Vibrará cuando tengamos una llamada o mensaje entrante; detectará nuestros movimientos de cabeza, e incluso se están planteando poner una cámara o un canal de comunicación "peluca a peluca". O el bikini tecnológico, con el que cierro el post; realmente hace nada, pero hay que reconocer que la sienta bien; puede que haga que las chicas se interesen más por la tecnología y lo dejen de ver como una cosa masculina ¡Estos japoneses siempre preocupados porque la tecnología nos siente bien!

 

Antonio Ferreras

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: