Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
En esta década el mundo va a cambiar más que en los doscientos años anteriores

Bitcoin

Energ%c3%ada del dinero detail

Es el dinero de Internet. Y no es ninguna tontería de juegos virtuales, frikis o contenido educativo. Independiente, seguro y anti-inflación. Hay que tomárselo en serio; incluso algunos se han puesto nerviosos

Cuando empezé a oir acerca de Bitcoin me venía a la cabeza el monopoly o los puntos de la Travel. Dinero de juguete que, al servicio del markerting, se podría cambiar por regalos. Pero no, es una moneda en toda regla. No tiene detrás un banco nacional que la respalde, no tiene dueño. El banco lo forman la red de ordenadores que forman parte del sistema, un sistema distribuido y descentralizado.

 

Realizado en software libre por la comunidad de desarrolladores, se basa en criptografía de clave pública que garantiza seguridad en las transacciones. La unidad de Bitcoin se divide hasta en 8 decimales llamados Satoshis, en honor a su creador Satoshi Nakamoto (aunque ya se sabe que este nombre es un pseudónimo). El tipo de cambio actual es de 86 euros por cada Bitcoin. Actualmente hay en circulación Bitcoins por valor de más de 1.000 millones de euros. Esto ya no suena a broma.

 

La emisión de Bitcoins, es decir, su puesta en circulación está muy limitada. El sistema libera paulatinamente la moneda entre los ordenadores que soporta el sistema de transacciones y registro; si apoyas a la comunidad de Bitcoin el sistema te compensa en su propia moneda. Ya se sabe cual será el máximo número de Bitcoins en circulación: 21 millones, cuando se terminen de liberar todos, allá por el año 2.140. Como no hay detrás ningún banco central irresponsable de su emisión, aparentemente está blindado frente a la inflación, ya que no puede haber nadie que emita moneda de forma desbocada cuando se tenga algún agujero económico que tapar.


 

Existen muchas tiendas, principalmente en Internet, que ya aceptan dicha moneda: telecomunicaciones, servicios en Internet, tiendas de regalo, incluso en España ya se pueden comprar hasta jamones. Podemos llevar nuestro monedero virtual en el móvil. Obsérvese que con el dinero virtual se adquieren bienes tangibles. Hay casas de cambio donde convertir nuestra moneda habitual en Bitcoins. El fenómeno está adquiriendo tal magnitud que el gobierno americano se está planteando regularlo.

 

Se le ataca diciendo que mediante el uso de Bitcoins en las transacciones se pueden ocultar las operaciones al fisco, que es una forma de blanquear capital o evitar impuestos. Pero estos argumentos caen por su propio peso, ya que las actividades ilícitas se pueden hacer con cualquier moneda de las "clásicas".

 

La idea es tan buena que hay mucha gente que atesora los Bitcoins, y su valor no ha dejado de crecer. Al estar blindada frente a la inflación esta moneda se convirte en un bien de inversión. A mi juicio (y siempre es una opinión personal) ahí es donde tiene el fallo esta moneda, pues el afán de atesorar está impidiendo que esta moneda fluya en el tráfico, y se está creando una burbuja con incrementos de su valor desorbitado. O se inventa un sistema que ponga en circulación un número de Bitcoins necesario para el tráfico, o esta moneda, lamentablemente, ha nacido muerta.

 

Antonio Ferreras

Comentarios

Antonio Ferreras 22/06/2013 20:19 #4
Gracias por los comentarios; me alegra que os gusten.
Mariano 12/06/2013 17:56 #3
Buena aportación, Antonio.
Alonso 12/06/2013 17:56 #2
Me encantan los post de Antonio Ferreras. Se ve que domina la materia y me parece muy didáctico. Felicitaciones.
pinger 12/06/2013 12:35 #1
Creo que te deberías de informar algo mejor antes de escribir algo sobre bitcoin. Su valor si ha dejado de aumentar, de hecho ha tenido varias caídas importantes en su breve historia. Si hay pocos bitcoin a la venta, su valor aumenta, pero aunque solo hubiera un bitcoin, sería suficiente para todo el mundo ya que es extremadamente divisible. La únidad más pequeña es un satoshi, 1 Bitcoin = 100.000.000 de Satoshi

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: