Ebueno 80x111 original

Retratos de mujeres

Ester Bueno

Es un zorro. Es una zorra

En el lenguaje está la esencia íntima del pensamiento

Fuera de toda consideración extrema sobre el feminismo y sin ánimo de poner símbolos excéntricos a la lengua castellana, tales como la utilización de la arroba €œ@€ para parecer más modernos y  sensibilizados con el género femenino, de vez en cuando hay que hablar de lenguaje sexista. Porque las palabras son la esencia íntima del pensamiento y las sociedades trasladan los prejuicios a través de los vocablos, de lo que nos interrelaciona con los otros de manera natural y constante.

En mi opinión es molesta la actitud de algunos al intentar dar un vuelco, poco eficaz y nada adecuado, a las reglas gramaticales del castellano, porque opino como la lingĂźista Eulalia Lledó que  el lenguaje no es sexista en sí mismo, pero si lo es su utilización, y que usarlo correctamente también puede contribuir a la igualdad y a la visibilización de la mujer.

Por tanto hay que aceptar las normas gramaticales compatibilizándolas con el uso no sexista de la lengua. En este ámbito se ha avanzado durante los últimos años por el empeño de muchos lingĂźistas, profesorado, organizaciones de mujeres y por la sociedad en general y se va aprendiendo a buscar fórmulas en nuestro idioma que palien, sin dramatizar, el evidente abuso del masculino genérico. Se emplean términos colectivos, abstractos, perífrasis, metonimias etc, para sustituir ese genérico. Se utilizan siempre que es posible morfemas de género y artículos para referirse a profesiones, creándose tendencias de anteponer de vez en cuando el femenino al masculino y que no siempre sea al contrario.

En todo caso y ya dentro de las connotaciones semánticas, es imprescindible cambiar nuestras costumbres, las de mujeres y hombres, y erradicar de nuestro vocabulario ciertas expresiones poco afortunadas. Pondré ejemplos que nos sirvan para hacer un ejercicio práctico en los próximos meses, y es que cuando oigamos o tengamos la tentación o el impulso involuntario de usarlas no lo hagamos y corrijamos al que lo hace, sin acritud y como una manera sana de mejorar.

El título de este artículo lo dice todo, un €œzorro€ es un hombre inteligente y capaz, una €œzorra€ es una prostituta. Lo mismo ocurre con €œser un gallo o ser una  gallina€, €œser cojonudo o ser un coñazo€, €œser un hombre público o ser una mujer pública€,  €œser un aventurero o ser una aventurera€, €œcualquier o ser una cualquiera€, €œSer un lobo o ser una loba€, €œser un hombre ligero o ser una mujer ligera€, €œun callejero (indicador urbano) o una callejera€, €œhombrezuelo (hombre pequeño) o mujerzuela€,  €œser un hombre de la vida o ser una mujer de la vida€, €œSer un atrevido o ser una atrevida€, €œser soltero (de oro) o ser soltera (solterona)",  €œramero (atado de ramas) o ramera€, €œperico (como loro pequeño) o perica€, €œperdido (extraviado) o perdida (prostituta)€, etc.

Un pequeño reto que supondrá grandes avances.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: