Ebueno 80x111 original

Retratos de mujeres

Ester Bueno

Ana Mato y la píldora del día después

Como a nadie se le puede forzar para que crea, a nadie se le puede forzar para que no creaSigmund Freud

La obsesión y compulsión con las que la Ministra de Sanidad, Ana Mato, pide informes y contrainformes sobre la píldora postcoital reflejan, una vez más, la ola de conservadurismo arcaico en la que nos está meciendo el Partido Popular desde su llegada al Gobierno y que terminará tormentosamente contra el espigón de una sociedad cansada de que se vuelvan a enarbolar banderas ya arriadas hace tiempo.

Objetivamente, existen dos informes realizados a petición del Ministerio  que afirman la no peligrosidad de la píldora del día después, la Agencia del Medicamento recomienda su venta sin receta, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia también apuesta por la comercialización libre, mientras que la Organización Médica Colegial afirma lo contrario. Son tres opiniones, pero Mato está empeñada en que exista un extraño empate o desempate o no sabemos qué tipo de matemática €œanamatiana€ que justifique la vuelta al año 2009.

Durante once años únicamente se han registrado 35 casos de reacciones adversas (según la Agencia Estatal del Medicamento y Productos Sanitarios); la Sociedad de Ginecólogos se pronuncia sobre la venta libre; no existen elementos científicos sólidos en contra de la píldora postcoital; la Federación Familiar Estatal abunda en que es un fármaco seguro y desde todos los observatorios se dice que las españolas no abusan de la píldora y la utilizan adecuadamente. Con todos estos elementos, Âżpor qué Ana Mato está empeñada en limitar el acceso a un método que evita embarazos no deseados y el peregrinaje de las mujeres de un lugar a otro?.

En el transfondo de esta polémica se encuentra, como siempre, la falta de sensibilidad en situaciones sociales puntuales y excepcionales y el intento de conducir mediante leyes y golpes de mano la conducta de las personas, con autonomía y libre pensamiento, hacia lo que mandan los cánones de organizaciones religiosas adeptas al Partido Popular. Una forma de tener contentos a todos aquellos que se manifestaban hace poco  con los obispos católicos a la cabeza de las marchas, tiñendo de rojo y gualda la gran vía madrileña.

Ante esta ofensiva del Gobierno del PP, por una parte el Ministro Gallardón y la reforma de la Ley del Aborto y por otra Ana Mato, con el tema de la píldora postcoital, se ha abierto una vía de ataque contra el legítimo derecho a  decidir de las españolas. Así, más de 130 organizaciones de mujeres han unido sus fuerzas y presentarán batalla ante el retroceso y en defensa de los derechos sexuales y reproductivos. Como ellas mismas dicen: €œHay muchos púlpitos, pero también hay muchas organizaciones de mujeres€.

Ester Bueno Palacios

Presidenta de la Asociación de Mujeres Progresistas de Ávila

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: