Juan carlos lopez original

Recetas para educar

Juan Carlos López
Entusiasmo por la educación y por la vida

Un curriculum para un hijo

Muchos confían en que, con lo que aprenden en los centros educativos será suficiente, pero, los estudios no les van a dar trabajo, pero sin ellos, lo tendrán más difícil.

Muchos jóvenes acaban sus carreras, con buenas calificaciones y siguen sin colocarse. Unos siguen estudiando, a veces cosas que no les gustan, por el vértigo a no saber qué hacer o por no tener que decidir.  Otros siguen con una formación vertical: hacen un máster o grado, en la misma línea que han estudiado, es decir en la misma línea que no les permite encontrar trabajo; siguen llamando a la misma puerta que está cerrada en vez de buscar otra puerta.

 

¿Qué exigirá la sociedad de mañana a los alumnos de hoy? No lo sabemos, aunque hay cosas que no cabe duda que siempre va a necesitar: fuerza de voluntad, habilidades sociales, capacidad de esfuerzo, “saco de ganas”, saber buscar información y resolver problemas.

 

Comparto mi declaración de intenciones para mis hijos: que estén sanos, felices y que sean  buenas personas, ganándose la vida de manera honrada y holgada.

 

Carta de intenciones:

 

-  Yo quiero que mi hijo: antes de los 16 años ya sepa lo que es trabajar, y con cierta remuneración aunque sea en especie.

 

- Que sepa lo que es darse desinteresadamente, colaborar con alguna ONG, o cualquier actividad filantrópica, enseñándole la satisfacción que produce el dar.

 

 

En primer lugar disertaré sobre algunos principios generales:

 

·        No se trata de elegir simplemente lo que le guste, sino lo correcto, los gustos hay que educarlos. Y seguro que a ninguno le gustará estar en el paro, después de 4, 5 o 6 años de duro esfuerzo. ¡Ojo! este es uno de los mayores errores de los padres, si no es una vocación tremendamente definida, hay que estudiar muy cuidadosamente futuras salidas..

 

·        Los padres no siempre estamos en posición de poder para poderles orientar, y para poder ser escuchados por nuestros hijos, habrá que saber quién tiene esta posición de poder, y conspirar (amigos, profesores, entrenadores deportivos, orientadores, novios...) para ejercer nuestra influencia a través de terceros.

 

·        Precisamos de una formación horizontal y diversificada, es decir, una formación  al menos en tres profesiones, lo más dispares posibles (por ejemplo una formación en electricista, masajista y maestro) por si nos falla una, que tengamos una alternativa en otro campo lo suficientemente separado del fracaso.

 

·        No es lo mismo estar parado que estar sin trabajo, hay personas sin trabajo que no están parados, sino sacudiendo el mundo para trabajar. Buscar trabajo se convierte en un trabajo.

 

·        Los padres de hoy somos la generación “anti F.P.”, pues cuando nosotros estudiábamos, existía una concepto de que los “más torpes” iban a FP, y seguimos pensando lo mismo, por ello no queremos la FP para nuestros hijo: craso error.

 

·        Los padres debemos estar a su lado para ayudarles a explorar alternativas que ellos no harían por si solos. Ayudarles a dar el paso desde donde están hasta lo que pueden lograr. Y ayudarle a trazar un plan de acción.

 

 

En lo verdaderamente formativo:

 

·        Primero, debemos desarrollar nuestra primera opción de la profesión que le facilite el trabajo, pudiendo ser ésta Universitaria o no.

 

·        Deberá hablar al menos tres idiomas y digo hablar, además del nativo, el inglés y el chino deberían incluirse entre ellos.

 

·        Saber hacer y defender un curriculum y hacerlo en los tres idiomas.

 

·        Saber negociar, en todos los aspectos de la vida.

 

·        Saber aprender y buscar la información. Tener capacidad de autoaprendizaje.

 

·        Saber conducir bien de manera ecológica y responsable.

 

·        Considero que antes de los 18 años, ya debería tener una profesión, ¿cómo? Con formación no reglada, aprendiendo oficios, de aprendiz, trabajando con sus padres, etc.

 

·        Ahora mismo no podemos saber cuál será la mejor salida para un alumno que curse 1º de la ESO, habrá que estar alerta a la evolución de la sociedad, puede que incluso no lo sepamos para los que se encuentran en 1º de Bachiller.

 

·        Saber informática, y evolucionar con ella, por supuesto Word, Excel, diversos navegadores, uso tanto de i-mac como Windows, tener competencia digital, móviles, tablets y lo que venga.

 

·        Saber estar informado de todo lo relativo a becas, subvenciones, premios, y optar a ellos.

 

Y queridos amigos, creo que en este viaje, debemos ser compañeros imprescindibles de nuestros hijos, recordando que del cielo para abajo, todos viven de su trabajo.. o deberían.

                  

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: