Juan carlos lopez original

Recetas para educar

Juan Carlos López
Entusiasmo por la educación y por la vida

Deporte infantil. Juega limpio

El deporte no sólo es sano, sino que es necesario para todos, y muy importante sembrarlo desde la infancia y  los modelos familiares ayudarán a que así sea.  

Con el deporte aprendemos muchos valores. No sólo sirve para mejorar el estado físico, sino también para aprender: cooperación y comunicación con el compañero, respeto por las reglas de juego, resolución de problemas, conexión con otros y confianza en los demás, liderazgo y trabajo en equipo, respeto a los demás y a uno mismo, valor del esfuerzo y de la disciplina, aceptar la derrota, festejar sanamente el triunfo entre otras……

 

Uno  de los aspectos que debemos inculcar es el juego limpio. El deporte se basa precisamente en que el ganador supera las reglas, no las vulnera. Admiramos a aquellos que siempre practican juego limpio, o deberíamos admirarlos.

 

Pero hay algunas cosas que no me gustan del deporte:

 

Enemigos del deporte:

 

En primer lugar citaremos a los modelos no aconsejables donde los niños deportistas se fijan: jugadores que insultan, jugadores que se tiran para engañar, los que escupen a un contrario, los que hacen declaraciones agresivas. Un día a J. A. Marina, ilustre filósofo, se encontró con Florentino Pérez y este dijo: “Siento que he estropeado a mis jugadores con tantos privilegios”, éste le respondió, “No, lo que ha hecho es estropear a mis alumnos adolescentes que se fijan en sus jugadores”. Otro día escuche con alegría como un niño de cinco años respondía de la siguiente manera: “Y ¿Tú de quien eres, del Madrid o del Barca?”, y el dijo “Yo, de España”, y cuando le preguntaron ¿y qué jugador eres? Él contestó, “¿Yo?, Vicente del Bosque”, … Bueno tengo que reconocer que la conversación siguió media hora después, cuando ya nadie  jugaba al fútbol sino a las casitas y cuando una amiguita le dijo ¿tú qué quieres ser hijo o padre?,  él respondió: “¿No te acuerdas que soy Vicente del Bosque?”. Ese es el modelo que debemos exportar. El siguiente homenaje al marqués Del Bosque debería ser desde el mundo educativo.

 

Todos los primeros equipos de los clubs deberían ser verdaderos modelos de deportistas, ya que tienen una responsabilidad con los jugadores más jóvenes.

 

Enemigo número 2: el padre energúmeno, que se cree que defender a su hijo implica insultar al contrario, al árbitro, o a la madre del contrario y a la del árbitro.

 

Se deberían inventar una regla con tarjeta roja para padres, o exclusión de padres.

 

Enemigo número 3: “los entrenadores insultones”, que empiezan a faltar a sus propios jugadores, luego siguen con el contrario y con el árbitro. Para ser entrenador no hace falta ser mal hablado y recordemos que un niño no falla adrede.

 

A continuación propongo unos códigos éticos para entrenadores, jugadores, y un cuento para hacer reflexionar a los padres.

 

Código deontológico de un entrenador deportista

 

-         Nunca se insulta, ni al contrario, ni a los propios jugadores, ni a los árbitros, ni a los familiares de los jugadores. Los familiares tampoco insultan, es importante hacérselo llegar.

 

-         El deporte no excluye educación, pocos llegarán a ser jugadores del primer equipo, pero todos serán personas, contribuyamos desde el deporte para que sean buenas personas.

 

-         El deporte se basa precisamente en que el ganador supera las reglas, no las vulnera. Nuestro reto debe ser, ser el equipo más limpio de la categoría

 

-         Un niño nunca se equivoca o hace algo mal adrede, no falla porque quiere, tanto el entrenador como el jugador debe animar a su compañero. Los entrenadores deben explicar a los niños como se hacen las cosas bien.

 

-         Cuando un niño se porta mal no se castiga a todo el grupo, eso es una injusticia; ¿qué culpa tienen los que se portan bien? Cuando uno se salta el semáforo en rojo no nos quitan el carnet a todos. El castigo tiene que tener relación con lo que ha hecho el niño y debe ser proporcional a su edad. Una buena regla es un minuto castigado por año que tenga.

 

-         Hay que evitar las burlas y faltas de respeto entre niños.

 

-         Después de un domingo se comentan los partidos de la tele sobretodo las acciones loables y las censurables de los jugadores profesionales. Debemos ser filtros educativos. Y después de los partidos, en el primer entrenamiento se comentan nuestro partido, tanto a nivel deportivo como de deportividad, se puede hacer en diez minutos. También se escucha la visión de los niños.

 

-         A los niños se les puede enseñar cosas básicas sobre primeros auxilios, curar una herida, qué hacer si se sube la bola, …

 

-         Enseñamos a cuidar el material deportivo.

 

-         Ah! Y el deporte debería ser gratis, nadie puede quedarse sin poder practicar su deporte favorito por no disponer de esos recursos económicos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: