Silueta postigo original

Punto Deportivo

Juan Postigo

Un premio al trabajo del Cuatro Rayas

El empate de los chicos de Nacho González ante todo un Naturhouse La Rioja no es casualidad. Los jugadores siguen dando la talla pese a la entrada del club en Ley Concursal.

Acababa este sábado el Balonmano Valladolid con un meritorio reparto de puntos ante el Naturhouse La Rioja, en un encuentro que, dada la empanada de los visitantes, bien pudo haber acabado en victoria de los de Nacho González. Y es que el equipo, a falta de la calidad que podría aportar el caudal económico, está sabiendo suplir esta temporada esa carencia con trabajo, esfuerzo y tesón día tras día.

 

Bien es cierto que los riojanos tampoco tuvieron su mejor día en Huerta del Rey, pero no es casualidad y no hubiera sido posible que el Cuatro Rayas consiguiera arrancar de sus manos un punto contra todo pronóstico sin dejarse todo sobre el campo.

 

Mención aparte para Yeray Lamariano, aparte del propio Nacho González, que supo leer el encuentro –lo cual tampoco fue casualidad, pues lo había preparado como nunca- a la perfección. La portería se hizo enana para los lanzamientos de Thiagus y de Tioumentsev, o más bien el guardameta se hizo enorme para aguantar al equipo cuando las cosas estaban más complicadas.

 

El portero no hizo sino demostrar el compromiso y la energía que tiene toda la plantilla con el club, pese a la difícil situación de las arcas del club. Y es que hay multitud de ocasiones en las que este equipo, pese a las problemas que pueda tener tanto en lo financiero como en lo deportivo, demuestra que tiene alma. Lamariano es solo una prueba palpable de ello.

 

Y otro punto aparte merece también el club, estableciendo día del club en un partido como el de Naturhouse y obligando a abrir la cartera a todo aquel que quisiera ir al encuentro. Apenas 1.000 espectadores en Huerta del Rey, que bien podían haber sido menos. Que la caja de caudales se encuentre vacía, no implica que haya que dejar sin buen balonmano a toda la ciudad de Valladolid. No se puede pretender que los aficionados salven la situación de manera tan ostensible, tal y como está hoy el bolsillo de todos los españoles, por mucho que lo pretenda Óscar Simón. Ahí queda eso para el presidente.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: